“COINCIDENCIA”

Coincidencia

            Podría leer nuestras vidas uniendo causalidades, podría… Pero no lo haré, sabes, es tan hermoso equivocarse, nos hace tan sanos emocionalmente hablando, nos hace tan sensibles a la vez y tan sabios.

Alguna vez soñé con algo mágico, con algo idealizado y fríamente estandarizado que se acoplara a mí, pero conforme van pasando las vidas en mi vida, me doy cuenta que no existe, solo queda la esperanza a que se cruce en mi mirar un par de ojos que sean los mismos que los míos, que sean eso que te diga “existes”, que te haga sentir no algo en específico, simplemente te haga sentir la fuerza del universo.

Coincidir con alguien hoy en día es una odisea incierta del ser, porque nuestro ambiente esta idealizado con una idea socialmente aceptada, todos creen tener respuestas a las preguntas de vida, todos creen que el hecho de ser ya es un estandarte de victoria incuestionable, el cual se nos debe, creemos que por el simple hecho de haber caído un par de veces ya merecemos todo, la coincidencia espiritual, la coincidencia amorosa, la coincidencia universal son un nivel alto de aprendizaje, cuando dos personas coinciden en tanto, no podrán alejarse por más que quieran o más que intenten, podrán llenar esos huecos temporalmente pero siempre habrá algo que no encaja, pero al pensar que no hay más nos adaptamos con lo poco que nos encontramos, estoy en contra de todo ello y no por ello voy contra corriente, simplemente es tangible mi necesidad de búsqueda de la paz interior.

Dentro de la línea de vida que sigo pensando que tiene forma de espiral, las heridas que podemos llegar a provocar son tan profundas en ocasiones que esas heridas provocan dos cosas, una capa más a la cebolla o un aprendizaje, sin importar el dolor o lo grave de la herida, mi aprendizaje más grande se basó en ser uno mismo simple y siempre, a pesar que podrán hacerme pedazos, no importa, valorare más el aprendizaje o adorare la bendición, pero la decisión es jamás quedarme con el arrepentimiento de no haber hecho.

La liberación del espíritu en las coincidencias del destino, es un reflejo de nuestras proyecciones a nivel energía universal, dejar de hacer preguntas y encontrar las respuestas que nos llevan a preguntas que pensamos no existían, esa liberación es el resultado más satisfactorio del humano en su camino por la comprensión a la vida, la disciplina de la Biblia, la dureza del Corán, la sabiduría en los discursos de Buda y podría seguir analizando más textos y todo lleva a un mismo algo: “Amor”.

Las coincidencias son el resultado de nuestra definición de amor; para llegar a amar, hay que amarnos a nosotros mismos, cuando se logra ese amor llegaras a un nivel de aceptación puro, sin pedir, sin exigir, sin ningún fin de solicitud, salvo entregar la vida y el amor al universo, deja de existir el tiempo, espacio, materia, distancia, dimensiones, deja de existir lo absoluto y te vuelves un ser de luz libre.

¿Coincidencia? – No, no existe solo me has hecho un ser libre.

 

Ten un hermoso y maravilloso día,
Iván Hernández.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s