“Y SOLO A VECES”

Y solo a veces

            A veces y solo a veces, sucede que te sientes simplemente feliz, pero tienes una lagrima en el ojo, te sientes tan contento manejando a tu destino que cuando ves por el retrovisor se ven las nubles oscuras llenas de relámpagos, o sientes pequeñas gotas caer encima tuyo cuando simplemente no hay nubles en el cielo, o como esas ocasiones en las que sientes que estas volado cuando en realidad estas cayendo, ahí es donde te das cuenta que estás perdiendo el tiempo o simplemente te volviste tan idiota como para creer ser feliz.

Pienso y siento que nos enseñan a buscar la felicidad, pero la felicidad no se busca, la felicidad es, es como el amor que es basto e infinito en este universo tal cual como la “estupidez humana”, como Einstein lo menciono del primero tiene sus dudas, de lo segundo si cree sea infinito, lo cual me lleva a una pequeña y boba duda existencial, los puntos de definición de Jung en cuanto a la felicidad considero los siguientes dos, los cuales en que el individuo debería de tener cierta peculiaridad en su capacidad intelectual para apreciar como por ejemplo el arte tal cual, que pudiese aceptar en primer instancia: desear una buena salud mental y física, o siquiera considere un estándar razonable de vida, ahora bien veamos a Freud que define en dos puntos importantes la felicidad del hombre es, evitar el dolor y displacer y experimentar intensas sensaciones placenteras, esta última muy enfatizada en muchas de sus investigaciones, también en alguna de sus frases mencionaba que “Existen dos maneras de ser felices, hacerse el idiota o serlo” sencillamente practico.

Para mi fortuna no creo en muchos conceptos enseñados por la media de la educación social, una de ellas, es la felicidad, me apego a la frase que dice: “la felicidad no existe, pero hay ciegos que la encuentran”, no se busca la felicidad por eso no existe, la felicidad llega, también es causa y efecto de lo que haces en este preciso momento, no más, no menos, porque habría Einstein o Freud de decir que la estupidez o idiotez es infinita, o serlo para intentar ser felices, llega a otra frase, “Dichoso el ignorante” sí creo en ello también, mientras menos supiese sería más feliz, me preocuparía menos, ahora entro en una paradoja de crecimiento, donde mientras más se, mas pienso, pero mientras más aprendo, también libero más y mi desapego es mayor a seres o cosas, antes extrañaba más, consideraba el tiempo en la vida de los demás, pero hoy que no creo en el tiempo, no me interesa saber del tiempo, no me interesa aprender más, lo que me está importando más es compartir lo poco o mucho que sé, aceptar todas y cada uno de mis estados anímicos, hace tiempo dejo de importarme todo eso que antes me era importante, creo que no encontrare la felicidad jamás… La felicidad me encontrara tarde que temprano o si no es que con mi aceptación a todo ya me ha encontrado…

Excelente día,
Iván Hernández.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s