“UNA HISTORIA DE AMOR CUALQUIERA”

UNA HISTORIA DE AMOR CUALQUIERA

            Érase una vez un hombre común y corriente que vivía en una ciudad atestada de gente, no era único, no era inteligente, es más ni siquiera tenía estudios, era alguien que conseguía lo suficiente para llevar la comida necesaria a la mesa para su esposa e hija, por azares del destino él está preso y lleva la cuenta de los días restantes para ver a sus amores.

Ella a pesar de no tener nada de lo que soñaba de niña, tiene un castillo que es un techo simple en un complejo habitacional sencillo en un barrio algo tranquilo, tiene una princesa por hija, y un rey que la cuida y la protege de cada peligro, a pesar de que no tengan el reino más bonito del mundo, ella en su cuento, en su vida existe algo llamado amor, aún existe esa magia de esperar a su amado a que salga de prisión.

Días antes sostiene una conversación telefónica con su esposa, ambos emocionados, solo 5 días más y volverán a estar juntos, él completamente reformado, ella llena de alegría por verlo después de 10 años, platicando tal cual fuesen novios de secundaria, se despidieron como tales, palabras llenas de amor, de cariño.

Él esa misma noche no pudo dormir, tuvo algunas pesadillas, algunas demasiado extrañas, mas tal vez por todo ese mar de emociones por su próxima salida, casi al amanecer, ya no pudo dormir, al paso de unos minutos uno de los guardias se para fuera de su celda, llamándolo, él sale y acompaña al guardia, llevándolo con el presidente de la cárcel, quien le pide se siente, el presidente le recalca lo que sucede, dándole dos noticias nuevas: “Por tu buen comportamiento hoy por la tarde saldrás libre, un detalle que debo de comunicarte y no creo que sea la mejor forma de comunicártelo, llego un mensaje de un hospital local, avisando el fallecimiento de tu esposa e hija en un incidente carretero.”

En ese preciso momento todo se derrumbó, todo se volvió negro nuevamente, no hay más por que luchar, no hay más alegría en su rostro maltratado por el tiempo, por tanto encierro, por tantas ganas de querer sostener a su amada en sus brazos jamás sucederá, se volvió un ser vació.

Esto es el significado de aquella frase que dice: “Hay personas que son el viaje, no el destino.

 

Excelente día,
Iván.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s