“TE INVITO UN CAFÉ”

te-invito-un-cafe

            Dos extraños que se conocieron por azares del destino, por coincidencia, por error o tal vez por gracia de ese pequeño angelito con humor muy ácido de nombre cupido, inicia algo así esta historia.

Un joven en sus primeros treintas, va a una cafetería que le han recomendado mucho, ese viernes que él llega casi todas las mesas estaban ya ocupadas, el busca pasivamente una mesa pequeña para él y sus ganas de escuchar música y relajarse después de una ardua semana, una vez encontrada la mesa, a su alrededor mesas con parejas, con una pequeña vela al centro de las mismas, algo gracioso para él, dado que estaría solo, aunque casi al frente de él, una figura sentada con libro en mano, un alma concentrada en la lectura, como el lugar se prestaba también para leer, él solo observaba como ella devoraba páginas de ese libro, a su mesa llega ese café que había solicitado momentos antes, el aroma era embriagante, la brisa que rodeaba el lugar simplemente te hacia recordar esos días de gloria donde no existían preocupaciones o cualquier otra cosa que perturbase la mente, entonces él decidido en concentrarse solo en la música y dejar a esa chica con su libro y solo disfrutar.

Al paso de los minutos la música cada vez se volvía más romántica, solo cerro los ojos y dejo que el aroma del café y la música viajara a través de su mente, de pronto el lugar comenzó a vaciarse poco a poco, veía como las parejas abandonaban el lugar, en un momento de esos su mirada cruzo con la mirada de la chica, en esos segundos de coincidencia ambos hicieron pequeños esbozos de una sonrisa cordial, él se acomodó los lentes y ella se acomodó el cabello y como si fuese un espejo ambos separaron la mirada, ella hacia el libro, él hacia un lado donde estaba el grupo tocando, en ella solo paso una cosa por su mente, alguien me sonrió, de pronto ella sintió curiosidad por verle más y saber si la ha mirado más que ese par de segundos, ella levanta nuevamente su mirada y observa detenidamente a ese chico, contempla un hombre que sueña con los ojos abiertos, como observaba a infinito dejándolo rodear por las notas musicales, vio cómo su pie se movía al compás de la música, vio como cuidadosamente daba pequeños sorbos a ese café, mientras ella lo analizaba, él siente una mirada ajena, como de unos ojos que quisiesen asesinarlo, él al voltear estaban los ojos de esa chica, fijos en él sin lugar a dudas, nuevamente las miradas se cruzan, solo que ahora duran sosteniendo la mirada más tiempo, él sonríe y ella sonríe de vuelta, de pronto en ambos se siente un ambiente como si alguien hubiese bajado el volumen del mundo, incluyendo ese pequeño sonido que la brisa calmada provoca en la noche, en ese momento solo existían un par de ojos, viéndose al interior, él junta el coraje necesario para levantarse de su silla e ir a su mesa, ella no le aparta la mirada ni un segundo, él a ella tampoco, es como si algo dentro de ellos simplemente se abrió, algo simplemente brillo más esa noche.

Es como esos momentos que solo suceden una vez en la vida, es de esos momentos que la vida misma está hecha, con su más honesto hola el comenzó la plática, ella con el más tierno hola continuo, al paso de solo minutos, sonreían, cruzaban miradas, sus corazones latían más rápido, ese par de extraños dejaron de serlo al momento de ese hola, era tal la plática, tal la identificación del uno con el otro, que en momento simplemente él se acercó y la beso tiernamente en los labios, ella reacciono y lo abofeteo, ella le reclamo “porque hizo tal cosa”, el solo respondió: “por qué me gustas” y volvió a acercarse para besarle nuevamente, esta vez sin bofetada, en el lugar de ello, fue la mano de ella en la mejilla de él, después de ello, un par de manos se entrelazaron desde entonces, él le confeso que después de ese beso difícilmente ella se deshará de él, ella sonrió y solo sentencio que a partir de ese momento él es parte de sus posesiones.

Así han vivido felices desde ese día en ese café, ese día la banda se despidió con una canción de Nina Simone de nombre “Feeling good” sellando una noche tatuada llena de estrellas en el cielo como jamás antes la habían visto.

 

Excelente día,
Iván Hernández.

P.D.: Quiero agradecer a las personas que me platicaron su historia, también por haberme permitido sentar en su mesa en realidad solo llegue y me senté en su mesa, a la próxima “les invito yo el café”, por su confianza y permiso de transmitirla de la única forma en la cual a veces me expreso menos peor. A ustedes mil gracias.

Advertisements

“MIS ACTOS POÉTICOS”

Mis Actos Poeticos

Primer acto poético en mi vida:

“Tomo mí soledad,
Le pongo sonrisas,
Y se convierte en amor”.

Tres líneas, que al comprenderse, puede llegar a mejorar la perspectiva y visión dentro de uno, siempre positivo, siempre alerta a los pequeños detalles de la vida, siendo conscientes de que caímos y podremos levantarnos cuando la lección haya sido aprendida, un acto poético, llevara al camino de la paz interna y de la aceptación pero sobre todo a nuestro crecimiento como seres de luz.

Segundo acto poético en mí vida:

“Tomo mi pasado,
Le agrego agradecimiento,
Y se convierte en perdón”
.

El pasado siempre no habrá de seguir si no sabemos cerrar los círculos que nos sigan vinculando a ello, jamás se olvida el pasado, solo se agradece, porque gracias a él somos lo que somos hoy en día.

Tercer acto poético en mí vida:

“Tomo a mis padres de la mano,
Les doy más de lo que me dieron,
Y se convierte en paz interna”
.

La vida nos pone en circunstancias a veces incomprensibles, dejamos de lado los porque o dejamos de exigir a la Fe, aceptamos la lección pero sobretodo el reto, los tiempos del destino siempre serán perfectos y cuando estamos ahí alguna lección de ellos les hace falta mostrarnos.

Cuarto acto poético en mí vida:

“Mi niño interno,
Le cuento un chiste,
Y maduramos juntos”
.

Llevar al niño interno que tenemos, es que en nuestro camino nunca estaremos solos, cuando aprendes a platicar contigo mismo, jamás vuelves a estar solo y, como dice el proverbio africano “Sí caminas solo llegaras más rápido, pero si caminas acompañado llegarás más lejos”, muy cierto, aunque estar acompañado no significa que sea una figura física, si no que se refiere a una metáfora espiritual.

Que es lo que yo entiendo por convertir mi vida en un acto poético, es la paz inconsciente interior, la cual no solo se trata de: empatía, inteligencia emocional, valores, Fe, espiritualidad, es el nivel de aceptación para soltar absolutamente todo y ser siempre conscientes que tal vez mañana no estés aquí.

Que tengas un excelente día,
Iván Hernández.

“AMOR”

Amor

¿Amor?, no solo es entregarse en cuerpo y alma, no es hacer el poema mas hermoso jamas leído, no es la canción mas melódica jamás escuchada, el amor al momento de comprehender las palabras y mas allá entender la acción y ser consciente de lo que ello conlleva.

Hay unas frases de canciones que recitare sin fines de lucro:

Un te quiero no es te amo, un te amo no es tan fuerte, si no es fuerte lo que sientes, si es que sientes que haz amado con el cuerpo y con la mente, como yo te amo” Andrés Cepeda – Día tras día.
– Amar con el cuerpo y con la mente; mas allá de lo hermoso del acto al amar, es amar a ese ser incluso con la mente y quien nos hace jugadas de celos o conspiraciones tipo telenovela de 5 ta, lo mas tardío en alcanzar es el amar con la mente, a mi entender en esta canción es: el tiempo no existe en el amar, solo vives en el tiempo del amor puro de estar siempre con ese ser tan bello que mueve la forma de tus labios convirtiéndolo en una gran sonrisa.

Te amo mas que a un nuevo mundo, mas que a un día perfecto, mas que a un suave vino, mas que aun largo sueño, mas que a la balada de un niño cantando, mas que a mi música, mas que a mis años, mas que a mis tristezas, mas que a mis quehaceres, mas que a mis impulsos, mas que a mis placeres, mas que a nuestro juego preferido, mas aun que esto te amo” Alexander Acha – Te amo.
– Amar, es anteponer nuestro ser a disposición antes de nuestro mundo, antes de nuestros rollos banales que siempre nos entretenían por encima, hasta que llega ese ser maravilloso.

Le fui poniendo un poquito de amor, la fui abrigando en mi alma y en el invierno le daba calor, para que no se dañara y aquella flor hoy el dueño soy yo y he prometido cuidarla, para que nadie le robe el color, para que nunca se vaya” Marc Anthony – Flor Pálida.
– De la forma mas alegre y simple, a mi entender amar, es la acción de dar todo sin importar nunca nada, cuidar sin reparo de nada, estar siempre dando lo mejor de nosotros mismos sin esperar jamas… Jamas nada.

Hasta avergonzar a todos los Marqueses de Sado, hasta enrojecer a las putas de la bahía, hasta hacerle gritar gracias a todos los ecos, hasta hacer temblar los muros de Jaricó, te quiero amar” Michel Sardou – Je vais t’aimer.
– Amar a ese ser con todas las fuerzas que no importa que el mundo arda en el infierno… Ardemos por dentro y moriremos juntos…

Amar, se podrá hacer un gran debate o tal vez jamas hará caso a este post, pero si he entendido algo y lo tengo muy claro es que, amor es hacer las cosas sin esperar nada a cambio, es absolutamente todo lo que nos rodea, hacemos las cosas por amor, de ahí nace el mismísimo amor, no es el hecho de decir, es el hecho de hacer todas y cada una las cosas que disponemos las hacemos por amor, desde un buenos días hasta un púdrete en el infierno todo se hace por amor.

“El amor es sacrificio”, dirán muchos, pero cuando es amor de verdad no cuenta como sacrificio, “para amar hay que sufrir”, también esta equivocado, no sufrimos cuando amamos, cuando te das cuenta, deja de importarte todo, para dar lo mejor de ti a ese ser y entregarte en cuerpo, alma y mente, 3 cosas que cuando se juntan en una palabra llamada “AMOR”, todo es posible, todo se vuelve relativo, la galaxia cambia sus dimensiones y te das cuenta de lo grande en que te conviertes gracias a ese amor, le das gracias por todas las experiencias y empezamos a disfrutar el paseo, recuerda que no es la meta, todos llegamos al final del día, el chiste, el chiste es el trayecto es disfrutarlo.

¿Y ustedes hacen las cosas con amor, por amor o creen que sea amor si esperan algo a cambio?

Que tengan un hermoso día,
Iván Hernández.

“SEDUCCION”

Seduccion

Y así llego la oscuridad de la noche, ella atenta a su rostro y el platicando mirando como mueve sus manos entre sus cabellos, ella contando chistes y el riendo sinceramente, a cada minuto que la noche avanza las distancias se acortaban entre ellos se sentía un vibrar en el ambiente casi inaudible, casi invisible, como cuando sientes ese calor salir por tu cuello por alguna travesura, por alguna maldad que solo tú sabes.

Sin saberlo los dos bailan y sin saberlo solo se mueven unos centímetros a los lados para cumplir con el baile, es más la fuerza entre sus ojos, a esa media luz, a esa suave melodía que suena en el aire, no parece baile, parece que se entregan sus cuerpos e intercambian respiración, embriagante el ambiente, la desesperación de ella al desear sus labios, el solo humedece sus labios mirándola fijamente a sus ojos, sus ojitos llenos de fuego, llenos de pasión y deseo.

De ambos sale apenas la letra de alguna palabra olvidada haciéndolos sonreír y sonrojar, él la interrumpe y le dice suave a su oído y entre su cabello un: “me gustas” –con voz gruesa- y un suspiro que la hace temblar, ella busca su rostro y con la carita más tierna y dulce que en una mujer completa y esplendorosa puede existir le dice: “también me gustas” –Apenas y entrecerrados sus ojos- sus labios apenas y se tocan y ya arden en pasión, arden en deseo.

La noche sigue su curso, y no tiene piedad de su pasión y de su entrega, ellos caen rendidos al deseo, al deseo de recorrer sus cuerpos desnudos, él de convertirse en su dueño, ella se quema por dentro, entrega su cuerpo tembloroso, se convierte en su mujer y él en esclavo de sus pasiones, no son dos cuerpos, son uno solo, la pasión es tal que harían sonrojar al mismo Marqués de Sade, el ambiente esta tan incandescente que las llamas de la fogata es una fría brisa.

La noche esta en el punto donde todo es más negro, la pareja ahogados en gemidos, suaves mordidas, sus hombros encorvados hacia dentro, labios mordidos, el arañar en sus espaldas, mientras esos ojos se miran fijamente llenos de pasión pero a la vez llenos de ternura, como si nada existiese entre ellos, como si el tiempo se hubiese detenido, explotan en fuego quemando sus almas quemando todo alrededor…

La noche en su agónico partir, junto con ellos yace una sonrisa, sonrisa de complicidad sobre sus rostros enrojecidos, ella abrazada a él, el sosteniéndola fuerte a su pecho, ninguno de los dos quiere cerrar los ojos, ninguno de los dos quiere separarse, no quieren que amanezca, cruel es el tiempo con ellos, cruel la noche.

Los dos abandonan su ser y quedan dormidos uno al lado del otro, quedan unidos en una noche de amor, quedan unidos en espíritu.

Hermoso día tengan todos,
Iván Hernández.

“SUSPIRO II”.

Suspiro

Esa sonrisa haciendo la pregunta ¿Que voy a hacer contigo?

Ahora contestaría:

Tomar tus manos ponerlas en los hombros, tomarte por la cintura y aprisionarla aun mas fuerte a mi cuerpo, susurrarle al oído, decirte que no se te olvide quien soy y quien eres tu, por sobre todas las cosas, lo que sentimos que es lo mas importante, que tenemos miedos, ¡Uy!, todos tenemos miedo, no te preocupes yo también tengo miedo, pero… no importa lo que digan o piensen, no me importa que me lleguen a odiar, no puedo negar mi sentir, no puedo ocultar que eres el motivo de mi sonrisa sonrojada, eres las ganas de todo y de nada, eres el animo de inspiración oportuno del día.

¿Que voy a hacer contigo?

Seguir haciendo lo mismo, eso que tú sabes y solo tú sabes, eso que solo tu guardas celosamente de todos y los pocos afortunados que escuchan esas palabras de tu boca, los que te dicen no te alejes, tu no haces nada malo, así nos toco el destino, puedes estar tranquila, que lo que sentimos no es otra cosa que un amor al estilo de una obra teatral llena de drama, suspenso, romance, acción, erotismo y mucha comedia, los Dioses se ríen en los apuros en que nos meten.

Una cosa muy importante ese miedo que tienes también es mi miedo.

Amigos míos, les escribo con tales ganas de transmitir mi emoción y alegría, que por favor si se sienten tristes, sonrían, verán que las sonrisas pronto se volverán costumbre y habito, salgamos a brillar como el astro mas grande que tenemos.

Que tengan una excelente día,
Iván Hernández.

“SONRISAS”

Sonrisa

Esa sonrisa de despertar y ver el amanecer sin planearlo,
Esa sonrisa de abrir la bolsa de papas y ver que esta completamente llena,
Esa sonrisa de ver el bote de crema de maní lleno,
Esa sonrisa de ver la lluvia justo cuando llegas a casa,
Esa sonrisa de ver la primer de otoño caer,
Esa sonrisa de escuchar al de los helados sr. usted esta de suerte es el ultimo bote,
Esa sonrisa de prender la televisión y empiece tu película favorita,
Esa sonrisa de despertar el domingo sin resaca,
Esa sonrisa de llegar al bus y que el primero que llegue sea el tuyo.
Esa sonrisa de prender la radio y escuchar tu canción,

Sonriamos mas seguido, nos hace ver menos feos…

Que tengan una excelente tarde,
Iván Hernández.

Lúgubre Domingo

“Lúgubre Domingo”

Lúgubre domingo,
horas de insomnio.
Mis queridísimas sombras,
Vivo con ellas, incontables,
Pequeñas flores blancas,
nunca te despertarán.
No donde los vagones negros y
la pena, te haya atrapado.
Los ángeles,
no pretenden salvarte.
No se enfadarían,
si pienso en unirme a ti.
Lúgubre domingo,
el domingo es lúgubre.
Con sombras es cómo paso el día,
Mi corazón y yo
hemos decidido acabar con todo esto.
Pronto habrá velas
y oraciones que sean recitadas, lo sé.
Pero déjales que no lloren.
Déjales saber que estoy orgullosa de irme
La muerte no es soñar.
En la muerte te estoy acariciando
con el último respiro de mi alma.
Estaré bendiciéndote
con el último respiro de mi corazón.
Lúgubre domingo.
Soñando, soñando que sólo estaba soñando
Me desperté y estabas dormido.
En lo más profundo de mi corazón, aquí.
Querido, espero,
que mi sueño nunca te persiga.
Mi corazón te está diciendo,
Cuanto te quiero.
Lúgubre domingo.

Lúgubre Domingo (Gloomy Sunday – Rezső Seress 1899-1968)

Domingo Sombrio