“TE INVITO”

Te invito

Te invitó a quitarnos las ganas.

Estoy tentado a embriagarme de tus besos, quiero fumarme tus ganas y así terminar con tu vergüenza.

No soy mucho, pero si tengo todo para hacerte pasar un buen rato.

Mis manos quieren conocer tu cuerpo y mis ojos tienen hambre de ti.

Devorémonos con miradas, enganchémonos con risas y acabemos con esto que llevamos dentro.

Ya no puedo esconderlo, quiero tenerte, quiero probarte, quiero verte.

Y sé que no puedo controlarte, pero me gustaría llevar el ritmo de tu cuerpo junto al mío y cortarte la respiración por unos segundos con una de mis manos, quiero que me pidas más, quiero que te hagas adicta a mí.

 

Excelente día,
Iván Hernández.

“EL AMOR ES CIEGO”

El amor es ciego

Tráeme de tu mano y deslicémonos hacía el sol, acompañemos a las nubes para que algún día nos vean besarnos durante una tarde gris.

Tócame el alma porque el amor carnal no me basta y quiero atraerte de muchas formas y no solo superficialmente.

Porque el amor es ciego, no discrimina, pero el amor que no se cuida se apaga, yo no quiero ser pasajero.

Quiero comerme el mundo entero.

Quiero encontrar a alguien que al tenerme ya no quiera seguir buscando más opciones, anhelo algo que quizá no existe y eso es lo que yo no asevero.

Excelente día,
Iván Hernández.

“AMOR AUSENTE”

Hoy me he levantado de nuevo,
de nuevo con mi presencia,
y el dolor de tu ausencia.

Hoy de nuevo abro las ventanas,
sintiendo perder el olor de tu piel,
miro al cielo y recuerdo tu mirada,
veo afuera y me veo a mi recorriendo
las calles tan llenas de nosotros
las sonrisas al medio del camino,
los besos de imprevisto,
las lágrimas en medio del metro,
tus manos entrelazadas tan fuerte
que nunca pensé que se fueran a soltar.

Hacen falta vemos en cámara lenta
para saber con certeza
lo felices que éramos,
lo tanto que nos amamos
como negarnos no extrañarnos.

Mirar los libros de poesía
y no tenerte para recitar
o escribirte un buen poema
que haga temblar
esto que guardo en mi pecho
que es este amor incondicional,
esta luminaria de emociones
que siento cuando te tengo cerca.

No sé que más hacer
si acostarme a dormir
o recordarte toda una eternidad,
o hasta que se acabe este encierro
que tanto daño nos ha hecho.

Porque uno de mis mayores defectos,
es recordarte con fuerza
y llorar tu ausencia,
son cosas que hago bien,
además de amarte, también con fuerza.

Tú sabes que tanto llego a ser,
tan intenso con eso de extrañarte
aunque siempre fui un hombre de soledad,
tu has sido ese sueño
que uno no quiere dejar de visitar.

Creo que estoy delirando,
creo que me desmoronó
al no tenerte cerca.

Ojalá hubieran excusas
para los amores que están lejos,
poder verte aunque sea unos segundos
para recargar nuestro corazones con más amor,
y darles un empujón mas de esperanza,
eso es un respiro de vida,
regresar a ti,
volverte a abrazar,
hablarte con besos
y que me muerdas
para notar lo que duele extraños.

 

Excelente día,
Iván Hernández.

“LECCIONES”

Lecciones

            Se dice que en la vida se aprende mejor a golpes y caídas, sí, si se aprende mejor, pero sobretodo se asimila y se evitan esos mismos errores a futuro, me pasa cómo voy comprendiendo la vida conforme va pasando el tiempo, es válido cometer errores, está bien equivocarse es parte de nuestra naturaleza “prueba y error”, para de ahí tener un mejor desempeño mental y emocional, más lo que es no válido es cometerlos dos veces, hoy por hoy agradezco tantos errores, tantas caídas porque estoy justo donde quiero estar, justo donde me está gustando estar, donde estoy luchando día a día.

Más allá de lo mencionado, más allá de lo visible, hay una parte de la cual nos olvidamos y es la mejora de la comunicación con quien tú gustes, quieras y mandes, es pulir día a día esa libertad de decir lo que pensamos y expresar libremente nuestra opinión que sabremos que no serán palabras en vano y que serán valoradas, aunque el saber escuchar cuando existe un sentimiento de por medio es complicado mas no imposible, valorar esa característica hoy en día es muy importante porque ha dejado de tener importancia en muchas personas o simplemente complicado aplicarla, si escuchamos y guardamos silencio en el cien por cierto de las ocasiones encontraremos la respuesta a lo que nos “recomiendan” dentro de las mismas palabras, la sinceridad viene siempre de la mano con un comentario siempre constructivo y una solución aunque este último entre líneas, para las cuales hay que abrir completamente nuestros sentidos, el secreto es guardar silencio, porque nuestro mecanismo de defensa es natural e instintivo, reaccionamos inmediatamente, si esa parte la aprendiésemos a manejar créanme sería un mundo totalmente distinto al cual conocemos.

Pero como controlar ese mecanismo de defensa automático listo para activarse en casos así, si es instintivo y natural o si hay sentimientos de por medio, he estado practicando la lección de los tres monos sabios dentro de la meditación, primero hay que observar, después escuchar y por ultimo decidir, ahora va la paradoja de este punto: “Para observar no necesitamos escuchar, para escuchar no necesitamos ver y para decidir no necesitamos hablar.” Como es esto posible, repetidamente siempre diré que a base de paciencia, siempre la respuesta correcta es la primera que se te viene a la mente durante un examen, el cerebro tiene una capacidad increíble de comprensión, una capacidad increíble de asimilar las situaciones de manera inconsciente y que es proyectada en nuestro ser dándonos “cierta seguridad” solo hay que dejarlo un poco más libre, confiar en este, pero como liberas esta parte, dejando fluir las situaciones, sin embargo no por ello signifique ser de los que se dejan ir con la corriente, si no, más bien guiarnos con la corriente y tomar decisiones de la manera más asertiva, estoy en total acuerdo de dejar fluir las cosas, pero no estoy de acuerdo con dejar las cosas al aire, la asertividad junto con dejar fluir las cosas, nos hará llegar a un resultado, poner mucha atención a los más pequeños detalles que son los más importantes, que son los que nos van dictando como se verá el día de mañana.

Ahora como dejas fluir las cosas si volvemos al punto de partida, aquí la paradoja se vuelve un poco más compleja, recuerdan que alguna vez les dije que la vida es una espiral, aquí en esta lección una de las complicadas es una espiral muy engañosa que aparentemente crees aprendida pero no, vuelves a comenzar si no ponemos atención a esos detalles, si ya sabemos observar, sabemos escuchar, sabemos decidir y sabemos ser asertivos en nuestro paso con la corriente, ahora tocara dejar ir todo, soltar y a tener desapego a la persona con quien quieres estar, para que exista una real conexión, en castellano darle su espacio y tiempo de decisión, pero como lograr una conexión libre, sin apego y dejándola en libertad, haz escuchado el dicho “cuando te toca aunque te quites y cuando no te toca aun que te pongas.” El destino es, sin más ni menos, lo que será pasara, lo que debe será y lo que no, algo aprenderemos de ahí, si caemos teníamos que caer, para seguir aprendiendo las lecciones de vida, no podemos asegurar no equivocarnos más, no podemos seguir viviendo con miedo a ser heridos o caer, ya sabemos cómo levantarnos, el miedo lo único que nos puede llegar a traer es arrepentimiento y soledad, tantas cosas que en este momento has de estar pensando o que te estoy recordando “si hubiera…” “si tan solo hubiese tenido más valor”, “si …” pero no, no existe, espero que ya hayas aprendido un poquito más de mis creencias, vive la vida sin miedo a caer, a equivocarte, a llorar, a que te rompan el corazón, sé un ser libre que da amor, que tarde que temprano el destino llegara en el tiempo perfecto de la vida, yo no mentiré y diré que mi vida es perfecta, porque no lo es, tengo muchos defectos y tengo un mundo de cabeza, pero estoy de pie y estoy en paz conmigo mismo.

Te confieso algo… No tengo miedo a nada, solo estoy viviendo, amando libremente, disfrutando el paisaje de este camino, si ha de pasar, sucederá y si no… Pues no… Solo sonriamos a la vida que el universo nos recompensara con el triple de lo que proyectemos.

Excelente día,
Iván Hernández.

“MEDITACIÓN”

Meditacion

Hace rato no meditaba, hace rato no ponía mi mente en blanco, hace tiempo no dejaba salir mi voz interna, puedo decirte que fue maravilloso de la meditación, es reconfortante alcanzar un estado de paz tan profundo que cuando abres los ojos crees que solo han pasado unos minutos, te preguntarás a que quiero llegar con este tema, quiero llegar a compartirte que lo más bello de la vida es ser simple, la sencillez con la que deberíamos de vivir es muy importante, aunque la sociedad nos lleva por caminos siempre rápidos siempre aprisa, siempre complejos, llenos de vicisitudes y banalidades innecesarias, nosotros somos nuestro infierno y nuestro paraíso, nosotros mismos nos saboteamos nuestros planes y metas con ideas de justificación inútiles, para quienes nos ha sucedido que vamos detrás de la sociedad queriendo alcanzar su ritmo, acabamos muertos en todos los aspectos, para quienes nos hemos dado cuenta que esa carrera no importa y que lo que realmente importa siempre será una sonrisa sincera, entendemos que la vida es mucho más fácil de lo que parece, cuando nos quitamos el “qué dirán”, cuando nos quitamos el “darle gusto a los demás”, cuando nos quitamos todos esos prejuicios, alcanzamos un nivel de paz interna lleno de plenitud, de felicidad simple y pura, donde nada más importa salvo nuestro entorno, llámese familia, amigos, novia, esposa, etcétera.

Increíble en saber dejar pasar las cosas, increíble dejar fluir las cosas, increíble ver los amaneceres aun y con el cielo lleno de nubarrones, cuando aprendemos a ver más allá de lo que los ojos ven y vemos la real belleza de la naturaleza, sabemos que tarde que temprano las cosas sucederán y no te diré que si no pasan “es por algo”, porque pasen o no, todo es consecuencia de actos y acciones de nosotros mismos, toda nuestra vida está guiada por toma de decisiones todo el tiempo, cognoscitivamente siempre hemos estado preparados instintivamente desde la infancia para ser simples para comprender y asimilar nuestro entorno, pero lo hemos cubierto con un aprendizaje sistemático de una sociedad donde todos crecemos creyendo que si no sufres no serás feliz o que naciste con una meta o misión, eso mis amigos es mentira no nacemos con una misión, no nacemos con una meta, tampoco necesitamos sufrir para alcanzar la felicidad, solo vivimos y en nosotros esta ser o dejar de ser felices, en nosotros esta que esta vida sea lo más hermoso que jamás haya sucedido, en nosotros está el simplemente vivir y dejar fluir las cosas, una personita a la cual llamare “pequeña”, me está dando una lección muy importante de vida, ella es un recordatorio llamado “dejar fluir las cosas”, este pequeño recordatorio, es muy importante, a veces creemos que por ir más aprisa las cosas llegaran más rápido, pero existe algo en esta vida que es una regla de oro la cual resumiré con un refrán, “no por mucho madrugar amanece más temprano”, esta persona llamada pequeña, está confirmando mis lecciones de vida una de ellas la más importante es dejar que las cosas pasen cuando deban.

En mi vida existen alrededor de quince personas que me han hecho crecer de manera estratosférica, de una manera que a lo largo de diez años he crecido espiritual, emocional e intelectualmente, no necesariamente en ese orden, pero me han hecho madurar de una manera que jamás pude haber imaginado, a esas quince personas les tengo un cariño y sobretodo admiración de haberme topado con seres maravillosos llenos de luz, seres que simplemente amaban, seres que simplemente odiaban, seres que simplemente sonreían a pesar de tener los más serios problemas, seres que volaban por encima de las nubes y seres que simplemente renunciaron a la vida por decisión de ellas, seres que siempre sabré estarán ahí, seres que simplemente son luz y fuerza de gravedad, fuertes como el sol y tranquilos como la luna.

En algún momento de mi vida fue tan viciado que me negaba a cerrar círculos y los mantenía siempre abiertos, los mantenía de manera cruel a disposición y placer de uno mismo, conforme fui despertando mi ser interno, nadie ni yo merecía tanta crueldad, empecé a cerrar círculos, en ese momento la paz empezó a crecer, lo que a las personas más les cuesta es lidiar con las costumbres, seguir hablando de esa persona o circulo y me he topado con tantas personas que siguen en el pasado, que siguen creyendo que no está mal, en esta lección de vida, les platicare de una persona a la cual llamaremos “fea”, de la cual aprendí a cerrar ciclos de la manera más simple, en cierto momento de mi vida, llegue a pensar, qué fría es ella en ese aspecto, pero me di cuenta que es práctica, es sencilla pero sobretodo es fácil, solo basta con preguntarse “¿Qué no quieres en tu vida?” Y responderte con las más simples palabras y lo que no quieres pues darle vuelta y ya, solo agradecer esas experiencias de vida y tenerles agradecimiento eterno a las personas que te han ayudado a forjar aún más carácter y haber obtenido más experiencia, esta persona tiene una forma de racionamiento tan fantásticamente practico, que mucha gente no lo comprende, que es tan extrañamente maravilloso como ver un unicornio bebiendo café en la esquina de la plaza, quien sepa apreciar eso, habrá ganado un aliado con ella muy fuerte, a esta persona espacial cósmica le agradezco esta experiencia aprendida.

Al día de hoy, yo Iván, me he equivocado, he caído, he llorado, he sufrido, he sonreído, he saltado, volado y ene cantidad de adjetivos calificativos que podríamos darle a esta vida y de todos y cada uno de ellos he aprendido, si me preguntas que pienso de la vida, te sorprenderá mi respuesta, ojala y un día tu y yo podamos ir a platicar en un café y filosofar sobre la vida.

Por cierto te comparto lo que mi voz interna que me dijo en la meditación de ayer, “Sonríe más y coquetea más”, quien logre comprender esta frase tan curiosa, entenderá lo que yo soy ahorita en este preciso momento.

Que tengas un excelente día,
Iván Hernández.

“MIS ACTOS POÉTICOS”

Mis Actos Poeticos

Primer acto poético en mi vida:

“Tomo mí soledad,
Le pongo sonrisas,
Y se convierte en amor”.

Tres líneas, que al comprenderse, puede llegar a mejorar la perspectiva y visión dentro de uno, siempre positivo, siempre alerta a los pequeños detalles de la vida, siendo conscientes de que caímos y podremos levantarnos cuando la lección haya sido aprendida, un acto poético, llevara al camino de la paz interna y de la aceptación pero sobre todo a nuestro crecimiento como seres de luz.

Segundo acto poético en mí vida:

“Tomo mi pasado,
Le agrego agradecimiento,
Y se convierte en perdón”
.

El pasado siempre no habrá de seguir si no sabemos cerrar los círculos que nos sigan vinculando a ello, jamás se olvida el pasado, solo se agradece, porque gracias a él somos lo que somos hoy en día.

Tercer acto poético en mí vida:

“Tomo a mis padres de la mano,
Les doy más de lo que me dieron,
Y se convierte en paz interna”
.

La vida nos pone en circunstancias a veces incomprensibles, dejamos de lado los porque o dejamos de exigir a la Fe, aceptamos la lección pero sobretodo el reto, los tiempos del destino siempre serán perfectos y cuando estamos ahí alguna lección de ellos les hace falta mostrarnos.

Cuarto acto poético en mí vida:

“Mi niño interno,
Le cuento un chiste,
Y maduramos juntos”
.

Llevar al niño interno que tenemos, es que en nuestro camino nunca estaremos solos, cuando aprendes a platicar contigo mismo, jamás vuelves a estar solo y, como dice el proverbio africano “Sí caminas solo llegaras más rápido, pero si caminas acompañado llegarás más lejos”, muy cierto, aunque estar acompañado no significa que sea una figura física, si no que se refiere a una metáfora espiritual.

Que es lo que yo entiendo por convertir mi vida en un acto poético, es la paz inconsciente interior, la cual no solo se trata de: empatía, inteligencia emocional, valores, Fe, espiritualidad, es el nivel de aceptación para soltar absolutamente todo y ser siempre conscientes que tal vez mañana no estés aquí.

Que tengas un excelente día,
Iván Hernández.

“PACTO DE PAZ”

Paz

Pacto de paz, no es más que acordar en mutuo acuerdo, la cero agresión, en cualquiera de sus connotaciones,  no es más que el respeto al derecho ajeno, es más que la tolerancia a la opinión del otro, entonces porque los seres humanos se hieren y se castigan a sí mismos.

Sencillo la necesidad de atención es un efecto de la infancia, una necesidad de estar presentes siempre, pero no es mejor dar espacio y libertad a la contraparte para forjar un mejor asentamiento para fortalecer eso que se llama confianza, sí, sí lo es, entonces porque auto-dañarse, porque construir castillos imaginarios, donde solo el tiempo hará su magia y lo que se dé, sea resultado de esperanza, fe y paciencia, me he dado cuenta que la mayoría tenemos ese problema, a causal de traumas por hechos en el pasado, a causa de hemorragia mal cerradas, o heridas ocasionadas por nosotros mismos.

El auto-sanar, es crecer de manera mesurada y coherente, paso a paso, cimientos fuertes dentro de nuestro ser, son bases para una prosperidad inconsciente del ser no físico es decir el fortalecimiento del espíritu, mientras más se avanza, más se es consciente de que no es necesaria en ocasiones la presencia física pasa a segundo término, lo que nosotros proyectamos es lo que siempre recibiremos, lo que nosotros decretemos es lo que sucederá, lo que nosotros hagamos durara para la eternidad.

Dentro de la paz, está el perdón y no solo el perdonar sino que también nos perdonen, dentro de esa parte pequeña mas no menos importante, radica gran parte de nuestra tranquilidad y la ajena, el cerrar círculos de manera contundente, tanto emocionales como espirituales, “yo perdono y agradezco porque gracias a ello crecí”, jamás olvidamos, solamente se guarda como un hermoso recuerdo.

Tú y yo somos tan distintos, pero tan iguales, tú y yo somos lo que somos porque la vida nos forjo así, hoy pido un tratado de paz para ti y para mí, gracias por una segunda oportunidad de vida.

Y gracias a Dios por ser tú.

Que tengan un excelente día,
Iván Hernández.

“ESPIRAL”

Espiral

Convencido que la vida, no es una linea, si no un espiral, donde todo pasa una y otra vez, donde si no aprendes la lección repites curso, así de cruel, reprochamos al universo porque nos pasa o nos sucede siempre lo mismo, porque caemos, porque nos va tan mal, existe un punto en la vida, donde llegaras a razonar todas las cosas y cuando encuentres ese punto, te darás cuenta que estabas errando cuestionándote en el “porque de las cosas” cuando en realidad deberías de cuestionarte el “para que”, es entender los para que me sucede esto, para que estoy cayendo, para que la vida es tan dura conmigo, hay lecciones que debemos aprender de estas personas o situaciones, hay un grado de complejidad en esta parte, donde no es sencillo aceptar que nos equivocamos en la perspectiva de la vida, no es sencillo tener la humildad de aceptar que todo ese tiempo lo perdimos por lo que gustes y mandes, llámalo “orgullo” o “necedad”, lo que mejor te siente, solo recuerda nada es sencillo, solo requiere de un mayor esfuerzo, no cambiamos solo mejoramos, pero hay que poner muchísimo de nosotros.

Y hay algo que aun le pone mas sabor a la vida, es que como reaccionemos ante equis situación, o serán o de gran ayuda o harán mas complejas las cosas, cuando luchamos en arenas movedizas mas nos hundimos, la paciencia juega un papel crucial en nuestras vidas, la energía que nosotros tenemos o las ganas de sobre salir son distintas a la paciencia, no tiene nada que ver la paciencia con la energía que proyectemos, podremos tener una hiperactividad en nuestro ser muy alta y ser extremadamente pacientes y eso no necesariamente nos hará lentos, tal vez para otros ojos si, porque el tiempo es relativo, la actitud es importante, como afrontar desde una situación extrema hasta una critica constructiva, que en ocasiones una pequeña critica provoca intolerancia a los demás porque no están acostumbrados a ello, por lo general nunca los sacamos de tu camino, porque ahí les gusta estar y ahí se sienten seguros.

La paciencia, la actitud de como afrontamos las cosas, la aceptación, todo suena muy bonito y muy sencillo, pero cuanto decides tomarlo, sí, realmente se requiere de un gran esfuerzo, de un compromiso de borrar todo y comenzar de nuevo, aprender las cosas de una forma distinta, aprender a gatear otra vez, pero cuando empiezas a dar los primeros pasos nuevamente te das cuenta que fue la mejor opción, te conviertes en un ser completo y feliz contigo mismo, te das cuenta que no necesitas absolutamente nada para ser feliz, solo te conviertes en un ser feliz, que hace lo que le gusta, cuando quiere.

Y en ese momento de tu vida comenzaras a soltar todo y me refiero a todo, te vuelves consciente de la muerte no es un final si no, comenzar un libro nuevo, que una pareja es algo mas allá del físico o la distancia, que el amor no necesita entrar ni por los ojos ni por el estomago, que puedes ser uno mismo con la naturaleza, que puedes volar cuando gustes en el momento que mas te guste, que puedes ser tan feliz ir a un lugar solo y también acompañado, que sabes escuchar tu voz interna, cuando escuchar tu voz interna y te dejas guiar por tu niño interior todos los colores del universo serán mas brillantes.

Sí, yo veo la vida como un espiral, sí, yo soy feliz.

Te quiero, te amo, te aprecio, te admiro, te respeto, te agradezco, te pido, te perdono, te dejo ser tu misma, yo soy todo y nada contigo, soy yo mismo siendo como desde niño.

Excelente día,
Iván Hernández.

“RELATIVIDAD”

Relatividad

Hoy me siento más viejo que nunca, hoy me siento más joven que nunca, hoy me siento más sabio que nunca, hoy comprendí y entendí mi teoría de la felicidad, hoy la idea de ser feliz ha cambiado mi perspectiva, que su aplicación ha cambiado mi forma de pensar y sobretodo sentir, la teoría de la felicidad abarca en mi un universo y un tiempo, que va más allá de lo que pueda imaginar en los sueños más lúcidos y controlados, más allá que los maravillosos viajes astrales involuntarios.

Que es el tiempo, no es más que una cuerda dentro del universo y el universo mismo forma una parte completamente inerte de la vida misma, una cuerda asignada a nuestra medida con un inicio y un final: todo esto lo podemos llamar “vida”, el tiempo dentro de la vida es relativa o paradójicamente el tiempo no existe sin vida, la vida no avanza si dentro de este universo no hay tiempo y todo dentro de un universo inerte, es decir; el tiempo existe gracias a nosotros y el tiempo se detiene cuando no existimos, si no existimos no hay vida, todo dentro de un mismo universo paradójico.

La cuerda de tiempo, tiene fecha de caducidad, esta fecha de caducidad no la sabemos, porque estamos ocupados con cosas que creemos que son importantes, cuando no lo son, buscamos la felicidad en cosas banales y/o cosas pasajeras, pero cuando en realidad entiendes que la felicidad es la vida misma, sin necesidad de más, puede sonar y leerse absurdo, pero es real, no ocupamos en lo absoluto para ser felices, comprendí que el preocuparme por el tiempo y por las distancias es un perdida de válgame la redundancia tiempo, sé que todo llega a su momento, a su “tiempo”, ese tiempo es cuando dejas de buscarlo y confías plenamente en la fuerza del universo o Dios como gustes llamarle, pero es esa fuerza extraña a nuestra lógica, que está y estará ahí siempre, solo basta con creer que existe algo que no es visible y es parte de nuestra Fe.

Que es mi felicidad, haber comprendido entre tantas cosas, que hay que soltar absolutamente todo en esta vida, cuando sueltas todo, comienzas de cero, empiezas de nuevo pero más liviano de carga, alguna vez escuche una frase que dice: “si quieres hacer un omelette, hay que romper algunos huevos”, simple pero práctica, cuando alguien también me dijo “Tu podrás amar pero no se sabe si te puedan dar ese amor que necesitas”, no se trata que necesite o pida, por fin, por fin comprendí, que no se pide el amor, mucho menos se exige, somos seres de luz todos, todos y dar es mejor que recibir, infinitamente mejor, en eso radica hoy por hoy mi felicidad, porque cuando recibo me hace sentir tan bien que no necesito más, no espero en vano, porque sé que el tiempo es lo más sabio y tarde que temprano llegara ese cruce de cuerdas en el espacio que nos dará ese complemento que debemos o tal vez tendremos o nos dará la respuesta del porque estamos solos hoy por hoy, siempre he pensado que no pasan por nada las cosas, siempre hay un motivo por el cual debemos de pasar para aprender algo.

En mi vida he tenido experiencias de personas que son muy duras conmigo, siempre he dicho yo he aprendido a golpes, una de mis tantas filosofías es: “En la vida no son arcoíris y amaneceres bonitos, es un lugar malvado y oscuro que te golpeara tanto pueda hacerlo, hasta que caigas arrodillado y aun así seguirá golpeando duro y fuerte y aun y cuando creas que todo paso… Te rematara, depende de nosotros si lo permitimos, depende de nosotros levantarnos y seguir luchando, depende de nosotros única y exclusivamente de nosotros dar esos pasos que nos dan tanto miedo, hay que saber usar el miedo para beneficio propio, si caemos nos levantamos no pasa nada, venimos a equivocarnos venimos a probar toda la heladería para saber cuál sabor nos apetece”, Eso creo yo, eso empiezo a aplicar, aplico el ya no tener miedo a decir un te quiero, o decir un te amo, no tener miedo a equivocarme ni mucho menos caer, podría renunciar un día a todo e irme, si no funciona me regreso y punto, la vida no está hecha para que los cobardes triunfen, hay que tener las agallas de decir no he logrado esto o aquello por culpa mía y solo mía.

La teoría de la felicidad es saber soltar todo y tomar todo el mundo a placer, salir a luchar, amar la vida misma, agradecer no pedir, agradecer lo bueno pero más lo malo, dar gracias por una oportunidad más, dar gracias por todas y cada una de las cosas más minúsculas que hay a nuestro alrededor, no digo que pongas la otra mejilla, digo que tú eres el único responsable de cómo te sientes, tú y solo tú, nadie viene y te pone una pistola en la cabeza y te dice siéntete triste por ser un fracasado en la vida, siéntete mal porque no has logrado tus metas en la vida, solo tú tienes el poder de sonreír y decidir ser feliz, tienes el poder de estar en el tope de tu intelecto y/o físico, solo tú piensas que existen barreras, cuando comprendes la teoría, las barreras dejan de existir y un mundo completamente nuevo y brillante se abre ante tus ojos donde puedes hacer y deshacer a placer, quítate la venda de los ojos, empieza a creer en ti mismo o en ti misma, empieza a amar con locura tu vida misma, pienso y creo que si yo no me amo tal cual soy, no podre a amar a alguien y si existe motivo y razón de creer eso, porque la seguridad que tu irradies está dentro de ti, en cuanto a cuanta paz interna logres alcanzar, mientras mejor estés contigo mismo esto se verá reflejado en todo, deja de pensar y empieza a sentir, lucha por tus sueños varados en el que dirán o en los malos comentarios donde te decían que no podrás.

La teoría de la felicidad radica en uno mismo, la felicidad radica en amarse y hacer las cosas con amor, todo lo demás es resultado de la fuerza de gravedad. El verbo de la vida es amor, cuando dejas todo, dejamos nuestros límites y nos levantamos como el fénix fuerte y radiante, amigos esa es mi teoría de la felicidad, esa es parte de mi filosofía esa es parte de mi ser interno y lo que voy logrando con lo poco que he experimentado en esta vida.

Vive, ama, equivócate, grita, haz todo lo que desees la vida y el tiempo son relativos…

Reciban una abrazo lleno de buena vibra, excelente día,
Iván.

P.D.: Gracias por la foto.

“LUCHA”

Lucha

Cotidianamente lo hacemos conscientes o en la mayoría inconscientes todos los días nos levantamos y tomamos decisiones trascendentales que cambian vidas enteras de una o más personas sin darnos cuenta, una palabra puede llegar a matar las aspiraciones del joven más osado o darle un aliciente de constancia y superación al joven más tímido e introvertido, ¿Qué somos en la vida?, una capsula de tiempo/experiencias/ejemplos y trasmisión de sabiduría esperando detonar en la vida de los demás.

Esa misma lucha interna, de querer saber que somos, porque erramos, porque acertamos en nuestros momentos de mayor duda y porque las cosas son tan planas que son irrealidades compuestas de ilusiones y educación social carente de carácter, hace falta una guía a lo que nosotros que somos seres de luz, podemos llegar a alcanzar en la vida, la lucha constante nos libera las almas, quitándonos una venda muy densa llamada miedo, un miedo inculcado socialmente para no elevar la mente a ese nivel superior.

El universo que te rodea es el tiempo que tenemos, el tiempo es relativamente limitado y a la vez infinito, es decir, lo que hagamos bien hoy, durara por una eternidad, lo que hagamos mal jamás será recordado, a discorde en cuanto a lo que la historia nos enseña que es más recordado por los errores que por sus aciertos, es equivocada la forma de pensar retrograda y ambigua de decir no importa que lo hagas bien o mal importa solamente la meta, no, siento que incluso la meta no sirve, importa como lo haces, importa que tanto marcaste tus huellas para dar ejemplo a futuras generaciones, importa el cómo te has de desenvolver en tu periodo de tiempo y que tan fuerte ames la vida, hagas las cosas con amor, es ganarse el camino con amor y obtener esa paz interna que eso sí importa, lo demás nunca bastara y son cosas que para ser sinceros jamás nos llevaremos de este prisma o vida.

Me quedo con una frase; “Luchar, es dar todo en el campo de batalla, ser capaces de mirar a los ojos a tus aliados y hacerles saber que diste todo lo que pudiste dar en ese momento y que no los dejas defraudados, ganes o fracases eso mi amigo es luchar”. Sal a luchar que el tiempo de tu vida no te dará coartada y solo en ti depende que el tiempo sea limitado o infinito.

Excelente tarde,
Iván Hernández.