“EL DIA QUE YO MUERA”.

El día que yo muera:

Ese día tal vez no caiga nieve, y no sea un tarde pálida como aquellas de película donde todo es perfecto,
tampoco será un día de luto para mucha gente, pero si será el día en que me reúna con mis amigos
que durante el camino se fueron, será el día que aquellos que se quedaron dirán unas
ultimas palabras en sus mentes a lado de mi tumba, fría y triste, tal vez rueden algunas lagrimas
por sus caras largas llenas de nostalgia buscando mi rostro en su memoria, estarán tal vez
enojados por la falta de tiempo, pedirán despertar de esa amarga pesadilla,
pero abrirán sus ojos y se darán cuenta que es verdad, que me he ido, no pidan a los ángeles por mi,
no pidan a nadie por mi, solo recuerden que los quise mucho. Y siempre trate de ayudarles.

Ese mismo día donde me tomare de la mano de aquellos que se fueron,
el camino me esta llamando para llegar finalmente a mi nuevo hogar, mientras un manto de
paz y tranquilidad cubrirá a mis hermanos y amigos.

Por debajo de las estrellas y arriba de los arboles estaré cuidándote y guiándote por este caminar tan duro,
ese y ningún día los dejare caer, ahora que la noche esta cayendo y su oscuridad los dejara dormir.

Y que con los sueños nos veremos muchísimas veces mas.

Recuerda que el día que yo muera, tal vez yo este feliz por que por fin descansare de todo.

Tumba

Que tengas una excelente tarde,
Iván Hernández.

Advertisements