“EL DIA QUE YO MUERA”.

El día que yo muera:

Ese día tal vez no caiga nieve, y no sea un tarde pálida como aquellas de película donde todo es perfecto,
tampoco será un día de luto para mucha gente, pero si será el día en que me reúna con mis amigos
que durante el camino se fueron, será el día que aquellos que se quedaron dirán unas
ultimas palabras en sus mentes a lado de mi tumba, fría y triste, tal vez rueden algunas lagrimas
por sus caras largas llenas de nostalgia buscando mi rostro en su memoria, estarán tal vez
enojados por la falta de tiempo, pedirán despertar de esa amarga pesadilla,
pero abrirán sus ojos y se darán cuenta que es verdad, que me he ido, no pidan a los ángeles por mi,
no pidan a nadie por mi, solo recuerden que los quise mucho. Y siempre trate de ayudarles.

Ese mismo día donde me tomare de la mano de aquellos que se fueron,
el camino me esta llamando para llegar finalmente a mi nuevo hogar, mientras un manto de
paz y tranquilidad cubrirá a mis hermanos y amigos.

Por debajo de las estrellas y arriba de los arboles estaré cuidándote y guiándote por este caminar tan duro,
ese y ningún día los dejare caer, ahora que la noche esta cayendo y su oscuridad los dejara dormir.

Y que con los sueños nos veremos muchísimas veces mas.

Recuerda que el día que yo muera, tal vez yo este feliz por que por fin descansare de todo.

Tumba

Que tengas una excelente tarde,
Iván Hernández.

Advertisements

“SUEÑOS”

Los sueños desaparecen con la desgracia y reviven con el amor de un anhelo, la soledad solo fortalece la desdicha e inoportunidad del derrotismo que aparece a cada tropieza, no vivamos la derrota, vivamos siempre con la esperanza y ánimos de levantarnos a cada tropiezo, cada caída no significa derrota significa aprendizaje.

Sueños

Que tengas un excelente día,
Iván Hernández.

“PADRES”

Yo creo que todos en algún momento de nuestras vidas, nos hemos detenido a pensar en ella, a veces no tan profundamente y otras tan profundamente que caemos en un sueño abismal en el que solo la vemos pasar de largo.

Ni nuestros padres, ni la escuela, nos preparan de tal forma que podamos sortear con lo que encontraremos fuera de estas, en cambio hemos escuchado lo que nos dicen quienes ya se han graduado o ya son independientes de sus padres, comentarios o frases como:

“¡Uy! te quejas de las tareas, espera las responsabilidades del trabajo”.
“Escuela pesada, espera a que estés afuera”.
“No te quejes de tus padres, que cuando estés lejos o fuera, los extrañaras”.

Una de mis favoritas y tuvo un impacto positivo en mi vida fue: “Iván, tus mejores amigos siempre serán tus padres”, Por mas que quiero recordar quien me lo dijo, no puedo, solo agradezco a la vida que esta frase llego a mis oídos y supe aprovecharla, claro tenemos amistades muy cercanas, a las cuales les contamos todo lo que nos pasa o sucede, pero realmente quien nos comprende, serán nuestros padres, ¡Caramba!, ellos nos han visto desde el segundo 1 de vida, hasta ese día, donde si los maldecimos por no habernos dejado ir a ese concierto o lugar que queríamos. Saben nuestras virtudes y conocen nuestros defectos todo a la perfección.

Crecimos tan rápido, que para ellos fue un pestañeo cruel del tiempo, ahora que en mi caso estamos en los 30’s, valoro una buena platica con mis padres, y sobre temas como la vida, un pan tostado con mantequilla y un café, con ellos nunca será necesario presumir, lo mas sencillo siempre será lo mejor.

La vida nunca nos preparo, creíamos que seríamos estrellas de rock, astronautas, bomberos, policías, o presidentes de nuestro país, un sueño compartido en la mayor parte del mundo. Crecer con esta idea, nos hará caer tantas veces, lloraremos tanto tiempo, que la nostalgia nos invadirá y desearemos ser aquellos niños que vemos en los parques jugando sin preocupaciones, desearemos darle la mano a nuestra madre para cruzar aquella calle, salir corriendo a la cama de nuestros padres cuando rugían esos truenos durante la noche de lluvia.

Siempre llego a la conclusión de que serán los únicos seres que conozcamos que siempre estarán ahí, para nuestros triunfos y sobre todo y lo mas importante para nuestras derrotas.

Anciano

Que tengan un excelente día,
Iván Hernández.

“VOLTEAR ATRÁS”

En la vida, nos enseñan que el ayer es historia, es parte del pasado, hay pasados donde nos enamoramos de la vida en tan solo dos segundos, hay pasados tan oscuros y profundos en nuestro corazón, que deseamos jamas haberlo vivido.

Hay dos frases que me han de gustado al paso del tiempo:

“El parabrisas es mas grande que el retrovisor, para que siempre tengas la vista y la mente al frente”.
“Dar un paso para atrás ni para agarrar vuelo”.

Pero… ¿Qué tan nostálgico eres?, que tan triste estas, que te gusta para voltear atrás, ver esos sueños e ilusiones que te hicieron fuerte y hoy te tienen en la lona, te tienen tirado en el suelo, ¿Qué tan nostálgico eres?, que quisieras congelar el tiempo y guardarlo en una botella para beber de el, cada que quisieras.

Vivir el pasado, es tan triste, que a veces es un dolor que gusta tanto a los malaventurados.

¿Y tu en donde estas viviendo tu vida?.

Anciano Triste

Que tengan un excelente día,
Iván Hernández.