“TE INVITO”

Te invito

Te invitó a quitarnos las ganas.

Estoy tentado a embriagarme de tus besos, quiero fumarme tus ganas y así terminar con tu vergüenza.

No soy mucho, pero si tengo todo para hacerte pasar un buen rato.

Mis manos quieren conocer tu cuerpo y mis ojos tienen hambre de ti.

Devorémonos con miradas, enganchémonos con risas y acabemos con esto que llevamos dentro.

Ya no puedo esconderlo, quiero tenerte, quiero probarte, quiero verte.

Y sé que no puedo controlarte, pero me gustaría llevar el ritmo de tu cuerpo junto al mío y cortarte la respiración por unos segundos con una de mis manos, quiero que me pidas más, quiero que te hagas adicta a mí.

 

Excelente día,
Iván Hernández.

“LINEAS ROJAS”

Ancient pirate map on old textured paper with red path to treasure

Para recordarnos donde andamos,

hacia dónde vamos o

de donde no queremos volver.

Líneas rojas remarcadas,

que gritan tu nombre,

que exigen atención,

que piden coherencia.

Líneas rojas borrosas

cargadas de remordimiento,

de dolor,

de reproches.

 

Excelente día,
Iván Hernández.

“EL AMOR ES CIEGO”

El amor es ciego

Tráeme de tu mano y deslicémonos hacía el sol, acompañemos a las nubes para que algún día nos vean besarnos durante una tarde gris.

Tócame el alma porque el amor carnal no me basta y quiero atraerte de muchas formas y no solo superficialmente.

Porque el amor es ciego, no discrimina, pero el amor que no se cuida se apaga, yo no quiero ser pasajero.

Quiero comerme el mundo entero.

Quiero encontrar a alguien que al tenerme ya no quiera seguir buscando más opciones, anhelo algo que quizá no existe y eso es lo que yo no asevero.

Excelente día,
Iván Hernández.

“EL MIEDO ES DE HUMANOS”

El miedo es de humanos

Duele saber que yo el cariño que te tengo es inmaculado. Me hiere saber que quizá nunca te conocí. Todos somos libres, todos cambiamos, pero ¿cómo confiar? Me enoja saber que yo soy transparente, que mis acciones no tienen un mal trasfondo, a veces siento que me estanco y que esto de ser tan bueno solo ha hecho esclavizarme a personas que al final nunca termino de conocer. Es un chasco gigante esto de confiar en alguien. Nunca me ha salido bien. Me siento como una rata que siempre cae en la misma trampa. Ojalá alguien tuviera un poco de piedad. Ojalá la gente viera lo que destruye en otra persona cuando lo lastima. Esta cabrón querer a otro ser humano, tan llenos de fatalidades, de engaños y falsedades. Está cabrón ser yo y querer con todo el corazón. Ojalá pudiera encontrarme ese botón en el pecho para apagar los sentimientos así como apago la luz de mi habitación.

Excelente día,
Iván Hernández.

“AÚN TE AMO”

Aun te amo

No podría sacarte de mi alma aunque quiera, a pesar del daño que causa el estar contigo. Aunque eso cause llanto eterno y dolores grandes. Me la jugué por ti, te amé más que a mi vida he incluso quede en deuda conmigo, lamentó si a pesar de todo te hizo falta más pero créeme cuando digo que te lo di todo en verdad lo hice…

Quede con el corazón en la mano, pero, que importa, fuiste esa pequeña parte que me dio felicidad y que en mis días malos estuvo para mí, nada justifica tus acciones, pero me quedo con lo bueno que me dejaste, no te digo adiós ni un hasta pronto, por qué…

Porque aún te amo…

 

Excelente día,
Iván Hernández.

“AMOR AUSENTE”

Hoy me he levantado de nuevo,
de nuevo con mi presencia,
y el dolor de tu ausencia.

Hoy de nuevo abro las ventanas,
sintiendo perder el olor de tu piel,
miro al cielo y recuerdo tu mirada,
veo afuera y me veo a mi recorriendo
las calles tan llenas de nosotros
las sonrisas al medio del camino,
los besos de imprevisto,
las lágrimas en medio del metro,
tus manos entrelazadas tan fuerte
que nunca pensé que se fueran a soltar.

Hacen falta vemos en cámara lenta
para saber con certeza
lo felices que éramos,
lo tanto que nos amamos
como negarnos no extrañarnos.

Mirar los libros de poesía
y no tenerte para recitar
o escribirte un buen poema
que haga temblar
esto que guardo en mi pecho
que es este amor incondicional,
esta luminaria de emociones
que siento cuando te tengo cerca.

No sé que más hacer
si acostarme a dormir
o recordarte toda una eternidad,
o hasta que se acabe este encierro
que tanto daño nos ha hecho.

Porque uno de mis mayores defectos,
es recordarte con fuerza
y llorar tu ausencia,
son cosas que hago bien,
además de amarte, también con fuerza.

Tú sabes que tanto llego a ser,
tan intenso con eso de extrañarte
aunque siempre fui un hombre de soledad,
tu has sido ese sueño
que uno no quiere dejar de visitar.

Creo que estoy delirando,
creo que me desmoronó
al no tenerte cerca.

Ojalá hubieran excusas
para los amores que están lejos,
poder verte aunque sea unos segundos
para recargar nuestro corazones con más amor,
y darles un empujón mas de esperanza,
eso es un respiro de vida,
regresar a ti,
volverte a abrazar,
hablarte con besos
y que me muerdas
para notar lo que duele extraños.

 

Excelente día,
Iván Hernández.

“SINVERGÜENZA”

Soy un sinvergüenza, porque estoy aprendiendo más de lo que me das en esta vida, la vida siempre me ha entregado todo a cuenta gotas, siempre me ha sido entregado todo en partes, o de manera temporal, o los pedazos que nadie quiere, siempre me ha dado sobras, como una limosna, como un favor magnánimo.

Y eso me emocionaba, me alegraba porque crecí creyendo que eso era amor, eso era la recompensa de la vida después de habernos arrastrado por los lugares más nauseabundos, después de que la vida te agarró a golpes tan fuerte que te tumbó unos cuantos años y aún estando en el suelo te siguió pateando, por eso aceptaba esas limosnas que se volvieron oro en mi vida.

Mendigaba amor, mendigaba tiempo, mendigaba atención, mendigaba una mano tendida, jamás se me dio, jamás estuvo, jamás hubo, jamás nadie voltio a verme.

Y después de tantos años de un sufrimiento ficticio creado por mi mente, me estás mostrando que no es cierto que haya sido la vida, el desgraciado fui yo, has logrado despertar una comprensión de liberación de consciencia tan alto, que estaré dejando de desear, de pedir, de buscar, de necesitar, me estás soltando de la vida misma, y lo estoy aceptando.

Estoy aceptando el amor más grande que debió haber existido en mi vida, el amor propio, el amor puro que yo soy en realidad, me has abierto los ojos de la manera más hermosa posible, y mi aceptación para saber que mi tiempo está cercano es lo más hermoso que podré tener, porque estuvieron los que debieron conmigo en el momento justo, el tiempo exacto, estoy amando este momento de paz tan grande como el mismo universo.

Soy un sinvergüenza porque me he vuelto amor antes de tiempo, y lo estoy aceptando con el amor que me resta.

Hermosa vida les desea su amigo,

Iván Hernández.

“REINICIO”

Reinicio

            Desde el principio de incertidumbre de Heisenberg, la psicomagia de Jodorowsky, los talleres de Anthony de Mello, el espiritualismo de Chopra, el liberalismo de Bhagwan Shri Rashnísh o bien conocido como Osho, la definición de violencia de Hannah Arendt, la relatividad de Einstein, los 4 acuerdos de Miguel Ruiz, la mente de Taub; gente libre en este mundo, de la cual estamos carentes de personas despiertas que muestren interés en ver más allá de su nariz, más allá de lo empírico y lo etéreo a su vez, más allá de la religión o una estructura política, necesitamos más personas que aprecien el bellísimo esplendor de la vida en su mínimo potencial, lo maravilloso del ser, sabes esto lo podemos ver perfectamente de la siguiente forma: no existe en definitiva el tiempo, no existen los sistemas de medición, el sufrimiento no existe, cuando la violencia del amor es pura, se convierte en una energía tan poderosa que todo se vuelve relativo en este espacio de cosmos llamado cuerpo.

Hay una de tantas reglas universales “las personas que solamente aman sin esperar nada a cambio”, al momento de comprender esta regla obtenemos algo muy valioso llamado libertad, el nivel de aceptación, dejar de creer en lo que dice la gente de nosotros en tanto lo malo y lo bueno, es una forma de liberarse.

A que pretendo llegar, cuando el yo, despierta y a consciencia ve que a su alrededor es un simple reflejo de la armonía del interior, es como si salieses de un cuarto oscuro, a un lugar brillante y tan basto que tu mirar no alcanza a ver dónde termina el universo, donde simplemente puedes volar y a placer entonar una armoniosa melodía entre tu alma, el universo y tú consciencia, donde puedes tocar la energía interna de quienes están a tu alrededor y el más claro ejemplo será cuando cualquier persona pueda sentirte tal cual tu eres, que pueda identificarte por completo sin barrera alguna, cuando deja de existir el miedo a que te conozcan por quien eres en realidad, cuando vean que te es muy sencillo adaptarte, verte como un libro abierto, darse cuenta que uno es como tal cual es lo que proyecta, en ese preciso momento tendremos la primer liberación del ser.

Entonces por qué reinicio, no necesitamos nada de nadie, para ser felices y plenos, jamás esperare nada de nadie, no puedo y no debo, la vida me ha enseñado a ya no pedir, a ya no esperar, a ya no intentar lo que quiero, si no saber esperar a lo que realmente necesito, todo lo que sucede a nuestro alrededor es simplemente un reflejo de nosotros mismos, no son las personas a quienes vemos, sino simples reflejos de uno mismo proyectado desde nuestro interior en un universo sin tiempo, en un cosmos basto de sabiduría de uno mismo, cuando deja de preocuparte el que dirán o tu propia imagen, sabrás que has llegado al inicio de la esa liberación.

No existirá más bello amanecer que aquel donde abras los ojos sin estar atado a algo o alguien, en mi vida soy proyección de libertad, seré proyección de felicidad y tal vez de un buen ser, fui recuerdo de tu corazón y tu mente, en este punto de equilibro, llegue a una decisión la cual jamás habrá de haber arrepentimiento, solo felicidad por que jamás estarás solo o sola en esta y las vidas que te restan.

 

Que tengas un excelente día,
Iván.

“¿POR QUE NOS ENAMORAMOS?”

Porque nos Enamoramos

            Alguna vez te has preguntado porque nos enamoramos. Dejamos de lado la razón y la lógica; dejando que el globo rojo bombeador de sangre, piloto de los sentimientos, maestro de la esperanza e ilusiones, tome todas las decisiones, casi como si la razón y la lógica entrara a un estado catatónico. Sonara gracioso, pero en verdad la razón deja de funcionar; por eso cuando uno está enamorado puede llegar a un punto mental donde se cree todo se puede alcanzar, porque mejora al 100% nuestro lado positivo de percepción el cual en la mayoría de las ocasiones la lógica bloquea, no porque sea malo si no que mantiene cierto grado de realismo en las cosas por experiencias anteriores o grados de complejidad te mantiene en estado de alerta.

Nos enamoramos porque, simplemente somos quienes queremos ser con esa persona, cuantas veces en mi vida he escuchado la frase, “eres el hombre soñado, eres el tipo de hombre al cual quiero a mi lado” cuando una mujer dice eso, enamora aún mucho más, simplemente somos el hombre “mejorado” con ese ser encantador, somos quienes en verdad somos, quienes en verdad nos gusta y adoramos ser, hay una frase que a mí me gusta mucho en lo personal, dice: “Cuando alguien te hace la persona más feliz y la persona más triste al mismo tiempo, ahí es cuando es real, ahí es cuando todo vale la pena.” En ese punto de una relación, sí es que existe, nos encontramos totalmente indefensos, dejamos sin barreras el corazón a disposición de ese ser maravilloso, puede entrar y salir a placer, donde regularmente nosotros como hombres, tenemos dos opciones, “quedarnos o huir” recordando que siempre huir provoca regresar (sabia frase de una amiga) quedarnos es paciencia, aunque dentro de esta paciencia un consejo debo de dar, el amor es eterno pero sobretodo amar es dar todo sin esperar nada a cambio, si nos quedamos es porque no esperaremos jamás nada de ese ser, estamos dispuestos a sacrificarnos nosotros mismo por amor propio, puede sonar demasiado romántico, pero amigos el amor es simple y puro, es o no es, así de fácil, el amor que provoca esa persona no existe, es un reflejo de lo que nosotros somos.

Hoy en día la palabra de moda entre las mujeres es “tengo miedo” algo que aprendí recientemente es: aceptar nuestros estados anímicos, aceptar que nos sentimos tristes, nos sentimos depresivos o que simplemente tenemos unas ganas de llorar, cuando asociamos estos estados anímicos como algo NO negativo, nos estamos aceptando a nosotros mismos y créanme “mágicamente” nuestro cerebro dejara de relacionarlo con una “experiencia negativa” y empezaremos a sanar heridas emocionales a causa de un mal noviazgo o una decepción amorosa, lo empezaremos a ver como aprendizaje, la frase que a veces decía yo, “Nosotros no cambiamos, mejoramos” llegue a una conclusión esa frase está equivocada, la frase correcta es; “nosotros no cambiamos ni mejoramos, aprendemos” cuando aprendemos, aceptamos, cuando aceptamos nos liberamos y la libertad significa amor. Cuando nos quitamos esas vendas o máscaras, realmente nos encontramos a nosotros mismos, nos encontramos con ese ser divino y maravilloso, hoy te comparto, que soy dichoso por amar, por no esperar nada de ese ser, por ser yo mismo a quien se ama, porque por fin encontré la razón por la cual no comprendía al cien por ciento la vida, yo soy un ser lleno de vida y alegría, soy un ser que ama, porque me acepto todo como soy, sin defectos, sin errores solo estamos aprendiendo, estamos viviendo libres de toda venda y atadura.

Este crecimiento o iluminación como gusten llamarlo, es de lo más grandioso que me ha pasado este año, encontrarme a mí mismo, haber encontrado la respuesta de los “porque” que jamás nadie me contestaba, “A veces perder es ganar y no encontrar lo que se busca es encontrarse” – Frase de Alejandro Jodorowsky, tan simple que es la vida y sus maravillas, tan simple disfrutar el camino aprendiendo de nosotros mismos a un grado inimaginable tan libres, tan felices, tan amorosos, sonriamos a la vida, sonriamos al de al lado, que tanto amor hace falta en este mundo.

Dejo esta frase de un extracto de una canción que me recuerda a alguien especial por el simple hecho de yo creer en ella, a ti que me has hecho abrir los ojos internos a un grado altísimo, a ti que solo te amo sin esperar nada tuyo, vamos a disfrutar el camino y que las cosas sólitas fluyan, a ti gracias por todo y gracias por nada.

“Creo en la vida, en la noche, en tu alma y no creo en todo lo demás.
Creo en tu estrella, en aquella que busco en mi sueño mejor para poder luchar.”

Que tengan un hermoso día,
Iván Hernández.

“LECCIONES”

Lecciones

            Se dice que en la vida se aprende mejor a golpes y caídas, sí, si se aprende mejor, pero sobretodo se asimila y se evitan esos mismos errores a futuro, me pasa cómo voy comprendiendo la vida conforme va pasando el tiempo, es válido cometer errores, está bien equivocarse es parte de nuestra naturaleza “prueba y error”, para de ahí tener un mejor desempeño mental y emocional, más lo que es no válido es cometerlos dos veces, hoy por hoy agradezco tantos errores, tantas caídas porque estoy justo donde quiero estar, justo donde me está gustando estar, donde estoy luchando día a día.

Más allá de lo mencionado, más allá de lo visible, hay una parte de la cual nos olvidamos y es la mejora de la comunicación con quien tú gustes, quieras y mandes, es pulir día a día esa libertad de decir lo que pensamos y expresar libremente nuestra opinión que sabremos que no serán palabras en vano y que serán valoradas, aunque el saber escuchar cuando existe un sentimiento de por medio es complicado mas no imposible, valorar esa característica hoy en día es muy importante porque ha dejado de tener importancia en muchas personas o simplemente complicado aplicarla, si escuchamos y guardamos silencio en el cien por cierto de las ocasiones encontraremos la respuesta a lo que nos “recomiendan” dentro de las mismas palabras, la sinceridad viene siempre de la mano con un comentario siempre constructivo y una solución aunque este último entre líneas, para las cuales hay que abrir completamente nuestros sentidos, el secreto es guardar silencio, porque nuestro mecanismo de defensa es natural e instintivo, reaccionamos inmediatamente, si esa parte la aprendiésemos a manejar créanme sería un mundo totalmente distinto al cual conocemos.

Pero como controlar ese mecanismo de defensa automático listo para activarse en casos así, si es instintivo y natural o si hay sentimientos de por medio, he estado practicando la lección de los tres monos sabios dentro de la meditación, primero hay que observar, después escuchar y por ultimo decidir, ahora va la paradoja de este punto: “Para observar no necesitamos escuchar, para escuchar no necesitamos ver y para decidir no necesitamos hablar.” Como es esto posible, repetidamente siempre diré que a base de paciencia, siempre la respuesta correcta es la primera que se te viene a la mente durante un examen, el cerebro tiene una capacidad increíble de comprensión, una capacidad increíble de asimilar las situaciones de manera inconsciente y que es proyectada en nuestro ser dándonos “cierta seguridad” solo hay que dejarlo un poco más libre, confiar en este, pero como liberas esta parte, dejando fluir las situaciones, sin embargo no por ello signifique ser de los que se dejan ir con la corriente, si no, más bien guiarnos con la corriente y tomar decisiones de la manera más asertiva, estoy en total acuerdo de dejar fluir las cosas, pero no estoy de acuerdo con dejar las cosas al aire, la asertividad junto con dejar fluir las cosas, nos hará llegar a un resultado, poner mucha atención a los más pequeños detalles que son los más importantes, que son los que nos van dictando como se verá el día de mañana.

Ahora como dejas fluir las cosas si volvemos al punto de partida, aquí la paradoja se vuelve un poco más compleja, recuerdan que alguna vez les dije que la vida es una espiral, aquí en esta lección una de las complicadas es una espiral muy engañosa que aparentemente crees aprendida pero no, vuelves a comenzar si no ponemos atención a esos detalles, si ya sabemos observar, sabemos escuchar, sabemos decidir y sabemos ser asertivos en nuestro paso con la corriente, ahora tocara dejar ir todo, soltar y a tener desapego a la persona con quien quieres estar, para que exista una real conexión, en castellano darle su espacio y tiempo de decisión, pero como lograr una conexión libre, sin apego y dejándola en libertad, haz escuchado el dicho “cuando te toca aunque te quites y cuando no te toca aun que te pongas.” El destino es, sin más ni menos, lo que será pasara, lo que debe será y lo que no, algo aprenderemos de ahí, si caemos teníamos que caer, para seguir aprendiendo las lecciones de vida, no podemos asegurar no equivocarnos más, no podemos seguir viviendo con miedo a ser heridos o caer, ya sabemos cómo levantarnos, el miedo lo único que nos puede llegar a traer es arrepentimiento y soledad, tantas cosas que en este momento has de estar pensando o que te estoy recordando “si hubiera…” “si tan solo hubiese tenido más valor”, “si …” pero no, no existe, espero que ya hayas aprendido un poquito más de mis creencias, vive la vida sin miedo a caer, a equivocarte, a llorar, a que te rompan el corazón, sé un ser libre que da amor, que tarde que temprano el destino llegara en el tiempo perfecto de la vida, yo no mentiré y diré que mi vida es perfecta, porque no lo es, tengo muchos defectos y tengo un mundo de cabeza, pero estoy de pie y estoy en paz conmigo mismo.

Te confieso algo… No tengo miedo a nada, solo estoy viviendo, amando libremente, disfrutando el paisaje de este camino, si ha de pasar, sucederá y si no… Pues no… Solo sonriamos a la vida que el universo nos recompensara con el triple de lo que proyectemos.

Excelente día,
Iván Hernández.