“RESARCIR”

Corazon

Tu alma,
Tu corazón,
Tu cuerpo,
Tu mente,
Tu sonrisa,
Tu alegría,
Tus labios,
Tus besos,
Tus sueños,
Tu ser interno de luz…

Aun y que cuando resurjas no quieras estar conmigo… Mi recompensa será verte resurgir de entre las cenizas…

Advertisements

“AMOR”

Amor

¿Amor?, no solo es entregarse en cuerpo y alma, no es hacer el poema mas hermoso jamas leído, no es la canción mas melódica jamás escuchada, el amor al momento de comprehender las palabras y mas allá entender la acción y ser consciente de lo que ello conlleva.

Hay unas frases de canciones que recitare sin fines de lucro:

Un te quiero no es te amo, un te amo no es tan fuerte, si no es fuerte lo que sientes, si es que sientes que haz amado con el cuerpo y con la mente, como yo te amo” Andrés Cepeda – Día tras día.
– Amar con el cuerpo y con la mente; mas allá de lo hermoso del acto al amar, es amar a ese ser incluso con la mente y quien nos hace jugadas de celos o conspiraciones tipo telenovela de 5 ta, lo mas tardío en alcanzar es el amar con la mente, a mi entender en esta canción es: el tiempo no existe en el amar, solo vives en el tiempo del amor puro de estar siempre con ese ser tan bello que mueve la forma de tus labios convirtiéndolo en una gran sonrisa.

Te amo mas que a un nuevo mundo, mas que a un día perfecto, mas que a un suave vino, mas que aun largo sueño, mas que a la balada de un niño cantando, mas que a mi música, mas que a mis años, mas que a mis tristezas, mas que a mis quehaceres, mas que a mis impulsos, mas que a mis placeres, mas que a nuestro juego preferido, mas aun que esto te amo” Alexander Acha – Te amo.
– Amar, es anteponer nuestro ser a disposición antes de nuestro mundo, antes de nuestros rollos banales que siempre nos entretenían por encima, hasta que llega ese ser maravilloso.

Le fui poniendo un poquito de amor, la fui abrigando en mi alma y en el invierno le daba calor, para que no se dañara y aquella flor hoy el dueño soy yo y he prometido cuidarla, para que nadie le robe el color, para que nunca se vaya” Marc Anthony – Flor Pálida.
– De la forma mas alegre y simple, a mi entender amar, es la acción de dar todo sin importar nunca nada, cuidar sin reparo de nada, estar siempre dando lo mejor de nosotros mismos sin esperar jamas… Jamas nada.

Hasta avergonzar a todos los Marqueses de Sado, hasta enrojecer a las putas de la bahía, hasta hacerle gritar gracias a todos los ecos, hasta hacer temblar los muros de Jaricó, te quiero amar” Michel Sardou – Je vais t’aimer.
– Amar a ese ser con todas las fuerzas que no importa que el mundo arda en el infierno… Ardemos por dentro y moriremos juntos…

Amar, se podrá hacer un gran debate o tal vez jamas hará caso a este post, pero si he entendido algo y lo tengo muy claro es que, amor es hacer las cosas sin esperar nada a cambio, es absolutamente todo lo que nos rodea, hacemos las cosas por amor, de ahí nace el mismísimo amor, no es el hecho de decir, es el hecho de hacer todas y cada una las cosas que disponemos las hacemos por amor, desde un buenos días hasta un púdrete en el infierno todo se hace por amor.

“El amor es sacrificio”, dirán muchos, pero cuando es amor de verdad no cuenta como sacrificio, “para amar hay que sufrir”, también esta equivocado, no sufrimos cuando amamos, cuando te das cuenta, deja de importarte todo, para dar lo mejor de ti a ese ser y entregarte en cuerpo, alma y mente, 3 cosas que cuando se juntan en una palabra llamada “AMOR”, todo es posible, todo se vuelve relativo, la galaxia cambia sus dimensiones y te das cuenta de lo grande en que te conviertes gracias a ese amor, le das gracias por todas las experiencias y empezamos a disfrutar el paseo, recuerda que no es la meta, todos llegamos al final del día, el chiste, el chiste es el trayecto es disfrutarlo.

¿Y ustedes hacen las cosas con amor, por amor o creen que sea amor si esperan algo a cambio?

Que tengan un hermoso día,
Iván Hernández.

“MIRADA”

Mirada Indiscreta

Imagina una tarde de sol, de ese sol que no pica y no te hace sudar con una brisa fríamente refrescante:

Caminaban dos extraños por una calle en el primer cuadro de la ciudad, caminando casi a la par, cada uno en un mundo total diferente, ella esplendorosa como el sol, hermosa y coqueta, la criatura mas peligrosa del reino, porque sabe perfectamente lo que tiene, se conoce así misma en un grado envidiable, plena seguridad y confianza. Él caminando lento y pausado, observando todo a su alrededor, lleno de seguridad y confiando en que todo lo que mira es de su propiedad, sabe de la capacidad de voluntad que tiene, sabe del fuego interno que tiene.

El busca el en bolsillo de su pantalón sacar un cigarrillo, mientras camina prende su cigarrillo sin necesidad de detener su paso, retador a la suave brisa, nada le sacude su mundo.

Ella camina viendo los escaparates de las tiendas y de reojo su reflejo en las ventanas, no le falta nada a su vida, esta en perfecta armonía, ella no busca nada, en su mundo no ocupa mas.

Una tarde perfecta nada lo puede arruinar, una vida en calma nada la puede perturbar, pero mis amigos el destino es caprichoso, el destino es como un niño cabrón golpeando los botones del tablero, derramando la leche que se toma a propósito, pateando tu cordura con todas sus fuerzas, gritando justo cuando tienes ese dolor de cabeza.

Por un segundo estos dos extraños de mundos distintos cruzan miradas a través de la distancia, un cruce que en esta historia jamas se esperaba que sucediera, nadie dijo que no iba a pasar, pero tampoco dijeron que sucedería tan de pronto, perturbando nuestros momentos sacándonos de ese pequeño cuadro llamado confort, confundido generalmente con seguridad, ese cruce de miradas hizo estallar a estos dos en llamas, los hizo explotar de gozo y unas ganas locas de sacar lo mejor de si, incluso esas ganas psicópatas de celar, de tener el bate a la mano por si sucede un movimiento en falso, sacando miedos, perturbando las mentes, liberando demonios escondidos de lo mas recóndito de nuestras almas y a esos ángeles al mismo tiempo provocando una guerra civil en esa calle abarrotada de gente, causando dolor y alegría, causando llanto y sonrisas, provocando esas ganas de pasión desenfrenada de amar a la oscuridad de la noche como si fuese el último día de sus vidas, provocando las ganas insaciables de comerse uno al otro, arañarse las almas y explotar en besos y tiernas caricias al morir de la noche.

Ese segundo donde se han cruzado esas miradas, basto para que perdieran un poco el piso que alguna vez consideraron solamente suyo, ahora este suelo esta siendo compartido cada paso se comparte, se quiera o no, eso jamas lo van a negar aun que renieguen de la vida, de dientes para afuera diga no o un cállate, sabemos que estamos hoy por hoy juntos y lo demás no importa.

Y sí, el camino que nos espera esta lleno de miedos, peleas, discusiones, inseguridades y todo lo malo que puedas creer o pensar, pero creo será mas sencillo juntos.

Después de ese segundo donde las miradas se cruzaron el tiempo simplemente corre mas aprisa.

Excelente día amigos.
Iván Hernández.

“SEDUCCION”

Seduccion

Y así llego la oscuridad de la noche, ella atenta a su rostro y el platicando mirando como mueve sus manos entre sus cabellos, ella contando chistes y el riendo sinceramente, a cada minuto que la noche avanza las distancias se acortaban entre ellos se sentía un vibrar en el ambiente casi inaudible, casi invisible, como cuando sientes ese calor salir por tu cuello por alguna travesura, por alguna maldad que solo tú sabes.

Sin saberlo los dos bailan y sin saberlo solo se mueven unos centímetros a los lados para cumplir con el baile, es más la fuerza entre sus ojos, a esa media luz, a esa suave melodía que suena en el aire, no parece baile, parece que se entregan sus cuerpos e intercambian respiración, embriagante el ambiente, la desesperación de ella al desear sus labios, el solo humedece sus labios mirándola fijamente a sus ojos, sus ojitos llenos de fuego, llenos de pasión y deseo.

De ambos sale apenas la letra de alguna palabra olvidada haciéndolos sonreír y sonrojar, él la interrumpe y le dice suave a su oído y entre su cabello un: “me gustas” –con voz gruesa- y un suspiro que la hace temblar, ella busca su rostro y con la carita más tierna y dulce que en una mujer completa y esplendorosa puede existir le dice: “también me gustas” –Apenas y entrecerrados sus ojos- sus labios apenas y se tocan y ya arden en pasión, arden en deseo.

La noche sigue su curso, y no tiene piedad de su pasión y de su entrega, ellos caen rendidos al deseo, al deseo de recorrer sus cuerpos desnudos, él de convertirse en su dueño, ella se quema por dentro, entrega su cuerpo tembloroso, se convierte en su mujer y él en esclavo de sus pasiones, no son dos cuerpos, son uno solo, la pasión es tal que harían sonrojar al mismo Marqués de Sade, el ambiente esta tan incandescente que las llamas de la fogata es una fría brisa.

La noche esta en el punto donde todo es más negro, la pareja ahogados en gemidos, suaves mordidas, sus hombros encorvados hacia dentro, labios mordidos, el arañar en sus espaldas, mientras esos ojos se miran fijamente llenos de pasión pero a la vez llenos de ternura, como si nada existiese entre ellos, como si el tiempo se hubiese detenido, explotan en fuego quemando sus almas quemando todo alrededor…

La noche en su agónico partir, junto con ellos yace una sonrisa, sonrisa de complicidad sobre sus rostros enrojecidos, ella abrazada a él, el sosteniéndola fuerte a su pecho, ninguno de los dos quiere cerrar los ojos, ninguno de los dos quiere separarse, no quieren que amanezca, cruel es el tiempo con ellos, cruel la noche.

Los dos abandonan su ser y quedan dormidos uno al lado del otro, quedan unidos en una noche de amor, quedan unidos en espíritu.

Hermoso día tengan todos,
Iván Hernández.

“SUSPIRO II”.

Suspiro

Esa sonrisa haciendo la pregunta ¿Que voy a hacer contigo?

Ahora contestaría:

Tomar tus manos ponerlas en los hombros, tomarte por la cintura y aprisionarla aun mas fuerte a mi cuerpo, susurrarle al oído, decirte que no se te olvide quien soy y quien eres tu, por sobre todas las cosas, lo que sentimos que es lo mas importante, que tenemos miedos, ¡Uy!, todos tenemos miedo, no te preocupes yo también tengo miedo, pero… no importa lo que digan o piensen, no me importa que me lleguen a odiar, no puedo negar mi sentir, no puedo ocultar que eres el motivo de mi sonrisa sonrojada, eres las ganas de todo y de nada, eres el animo de inspiración oportuno del día.

¿Que voy a hacer contigo?

Seguir haciendo lo mismo, eso que tú sabes y solo tú sabes, eso que solo tu guardas celosamente de todos y los pocos afortunados que escuchan esas palabras de tu boca, los que te dicen no te alejes, tu no haces nada malo, así nos toco el destino, puedes estar tranquila, que lo que sentimos no es otra cosa que un amor al estilo de una obra teatral llena de drama, suspenso, romance, acción, erotismo y mucha comedia, los Dioses se ríen en los apuros en que nos meten.

Una cosa muy importante ese miedo que tienes también es mi miedo.

Amigos míos, les escribo con tales ganas de transmitir mi emoción y alegría, que por favor si se sienten tristes, sonrían, verán que las sonrisas pronto se volverán costumbre y habito, salgamos a brillar como el astro mas grande que tenemos.

Que tengan una excelente día,
Iván Hernández.

“SUSPIRO”.

Suspiro

Ese suspiro haciendo la pregunta ¿Que voy a hacer contigo?

Yo contestaría:

Aprisionar tu cuerpo con mis brazos, no soltarte nunca, darte el beso mas dulce que tengo en los labios, oler ese cabello, sentir esas manos jugar con nuestra espalda, ver esos ojos coquetos y juguetones lanzando directas de querer penetrar el alma a la oscuridad de nuestra habitación, besar hasta ser uno solo, volvernos uno solo y jamas abandonarnos, jamas negar la obvio, nunca podremos tapar el sol con un dedo, pero con ese dedo podremos curar nuestras heridas anteriores, esas cicatrices de amores pasados, incluso con ese dedo nos podemos aventar besos.

¿Que voy a hacer contigo?

Lo mismo que yo haría contigo, sonreír y dejar que los perros ladren, que hablen a nuestras espaldas, abrir los ojos con una alegría indescriptible.

Amigos los invito a sonreír, a mirar el sol que esta por encima de las nubes llenas de lluvia, a caminar lento y disfrutar el camino a casa…

Excelente día,
Iván Hernández.