“SILENCIO”

silencio

         Dicen que “una imagen vale más que mil palabras, ahora imaginemos por un momento que un silencio vale más que mil imágenes”, el filósofo griego Jenócrates dijo “yo me he arrepiento muchas veces de haber hablado, pero jamás de haber callado.” Es cierto que a veces reaccionamos de manera visceral, muchas de las veces llegar a tener mesura al hablar es un paso muy importante en la vida, no solo a nivel personal, sino laboral y familiar, algunas veces podemos llegar a herir a las personas que amamos con unas cuantas palabras y sin haber necesidad.

Que tan importante es dar un paso consciente para guardar silencio, silenciar uno de los 5 sentidos más importantes y poderosos que tenemos, tan importante que lo ignoramos la mayor parte del tiempo, alguna vez alguien me hizo el comentario “¿Sabes por qué tenemos dos oídos y una boca? Es para escuchar el doble y hablar solamente la mitad…” yo optaría por simplemente no hablar más, tengo casi dos años de no hablar profesionalmente, cerca de un año que decidí callar espiritualmente y unos cuantas semanas de guardar simplemente silencio, he optado por solo observar a mi alrededor, de mirar desinteresadamente a todos, cada vez me doy cuenta de que las redes sociales, nosotros mismos nos boicoteamos o simplemente se quiere aparentar algo que no se es, una imagen ficticia y teatral deseada desde el fondo de cada uno, lo cual me dice mucho del valor y amor propio del cual se carece hoy en día, muy pocas personas en mi vida, las considero emocionalmente inteligentes fuertes, o con un grado de resiliencia alto, o simple amor propio verdadero.

He visto ejemplificado de manera muy dura los resultados de ser alguien totalmente abierto, así como los resultados de ser alguien casi cerrado a la comunicación, irónico que utilice las redes sociales para compartir este tema, en conclusión llegue que es mejor no decir nada y simplemente hacer que las cosas sucedan, vale más una acción silenciosa que mil de palabras conjugadas con imágenes, al final del día el resultado, la lección y valor de la meta será solamente para nosotros mismos.

 

Excelente día,
Iván Hernández.

Advertisements

“TE INVITO UN CAFÉ”

te-invito-un-cafe

            Dos extraños que se conocieron por azares del destino, por coincidencia, por error o tal vez por gracia de ese pequeño angelito con humor muy ácido de nombre cupido, inicia algo así esta historia.

Un joven en sus primeros treintas, va a una cafetería que le han recomendado mucho, ese viernes que él llega casi todas las mesas estaban ya ocupadas, el busca pasivamente una mesa pequeña para él y sus ganas de escuchar música y relajarse después de una ardua semana, una vez encontrada la mesa, a su alrededor mesas con parejas, con una pequeña vela al centro de las mismas, algo gracioso para él, dado que estaría solo, aunque casi al frente de él, una figura sentada con libro en mano, un alma concentrada en la lectura, como el lugar se prestaba también para leer, él solo observaba como ella devoraba páginas de ese libro, a su mesa llega ese café que había solicitado momentos antes, el aroma era embriagante, la brisa que rodeaba el lugar simplemente te hacia recordar esos días de gloria donde no existían preocupaciones o cualquier otra cosa que perturbase la mente, entonces él decidido en concentrarse solo en la música y dejar a esa chica con su libro y solo disfrutar.

Al paso de los minutos la música cada vez se volvía más romántica, solo cerro los ojos y dejo que el aroma del café y la música viajara a través de su mente, de pronto el lugar comenzó a vaciarse poco a poco, veía como las parejas abandonaban el lugar, en un momento de esos su mirada cruzo con la mirada de la chica, en esos segundos de coincidencia ambos hicieron pequeños esbozos de una sonrisa cordial, él se acomodó los lentes y ella se acomodó el cabello y como si fuese un espejo ambos separaron la mirada, ella hacia el libro, él hacia un lado donde estaba el grupo tocando, en ella solo paso una cosa por su mente, alguien me sonrió, de pronto ella sintió curiosidad por verle más y saber si la ha mirado más que ese par de segundos, ella levanta nuevamente su mirada y observa detenidamente a ese chico, contempla un hombre que sueña con los ojos abiertos, como observaba a infinito dejándolo rodear por las notas musicales, vio cómo su pie se movía al compás de la música, vio como cuidadosamente daba pequeños sorbos a ese café, mientras ella lo analizaba, él siente una mirada ajena, como de unos ojos que quisiesen asesinarlo, él al voltear estaban los ojos de esa chica, fijos en él sin lugar a dudas, nuevamente las miradas se cruzan, solo que ahora duran sosteniendo la mirada más tiempo, él sonríe y ella sonríe de vuelta, de pronto en ambos se siente un ambiente como si alguien hubiese bajado el volumen del mundo, incluyendo ese pequeño sonido que la brisa calmada provoca en la noche, en ese momento solo existían un par de ojos, viéndose al interior, él junta el coraje necesario para levantarse de su silla e ir a su mesa, ella no le aparta la mirada ni un segundo, él a ella tampoco, es como si algo dentro de ellos simplemente se abrió, algo simplemente brillo más esa noche.

Es como esos momentos que solo suceden una vez en la vida, es de esos momentos que la vida misma está hecha, con su más honesto hola el comenzó la plática, ella con el más tierno hola continuo, al paso de solo minutos, sonreían, cruzaban miradas, sus corazones latían más rápido, ese par de extraños dejaron de serlo al momento de ese hola, era tal la plática, tal la identificación del uno con el otro, que en momento simplemente él se acercó y la beso tiernamente en los labios, ella reacciono y lo abofeteo, ella le reclamo “porque hizo tal cosa”, el solo respondió: “por qué me gustas” y volvió a acercarse para besarle nuevamente, esta vez sin bofetada, en el lugar de ello, fue la mano de ella en la mejilla de él, después de ello, un par de manos se entrelazaron desde entonces, él le confeso que después de ese beso difícilmente ella se deshará de él, ella sonrió y solo sentencio que a partir de ese momento él es parte de sus posesiones.

Así han vivido felices desde ese día en ese café, ese día la banda se despidió con una canción de Nina Simone de nombre “Feeling good” sellando una noche tatuada llena de estrellas en el cielo como jamás antes la habían visto.

 

Excelente día,
Iván Hernández.

P.D.: Quiero agradecer a las personas que me platicaron su historia, también por haberme permitido sentar en su mesa en realidad solo llegue y me senté en su mesa, a la próxima “les invito yo el café”, por su confianza y permiso de transmitirla de la única forma en la cual a veces me expreso menos peor. A ustedes mil gracias.

“AMANECER”

Amaneceres

      Después de una larga noche donde dos seres se alejaban espiritualmente y físicamente uno del otro, tal vez tomando una decisión la cual pienso es la menos acertada, pero no significa que sea incorrecta su forma de proceder, es parte del aprendizaje en cuando resolución de problemas, lo normal en una persona normal, es alejarse, irse, y en cada noche por más profunda que sea su oscuridad, por más que se ralentice el tiempo, todos sabemos que un nuevo amanecer vendrá al momento en que el ser interno, háyase aprendido la lección que ocupa para encontrar el oriente, o esa precioso simbolismo que con un nuevo amanecer se llevara todo lo malo de la noche.

En uno mismo estará que tanto tiempo duraras en ese ciclo de aprendizaje, tal vez un rompimiento amoroso, tal vez una decepción amorosa, algún engaño o simplemente un episodio doloroso en tu vida o situación compleja que provoca cambios en tus estados de ánimos, es igual su resultado, al final de la noche te habrá dejado una enseñanza, pero solo depende absolutamente y enteramente de ti, de nadie más que de ti.

Alguna vez te has preguntado ¿Por qué te sucede lo mismo una y otra y otra vez? te diré un pequeño secreto, te sucede lo mismo porque no has aprendido la lección desde la primera ocasión en que te sucedió, más aquí viene lo maravilloso de nosotros los seres humanos esa imperfección es lo que nos hace bellos, nos hace grandiosos, todas esas diferencias son geniales, algunos aprenderá demasiado tarde, otros aprenderemos demasiado rápido, otros simplemente no les sucederá, siempre he creído que el universo tiene un sentido del humor refinadamente avanzado en el sarcasmo e elegantemente elocuente, cuando aprendemos a base de errores o caídas, la dimensión del tiempo deja de existir, cuando aprendemos que somos seres llenos de amor, dejamos de sufrir y agradecemos todo en nuestro camino.

Mencionaba que las personas comúnmente se alejan cuando tienen miedo, o algún sentimiento o estado anímico provocado o justificado en segundas o terceras personas, no está equivocado reaccionar así, es natural, pero cuando te quedas y buscas solucionar es cuando realmente te conoces a ti mismo, es cuando conoces a la otra persona en su estado natural, creo en que las personas en un camino no se “encuentran” por la nada, no existirían jamás las casualidades, si no benditas causalidades.

El dimensión del tiempo en este universo es y será siempre relativo, cuando te vuelves simple y puro amor, no tengas miedo a equivocarte, a caer, a fallar, no tengas titubeo al hacer, solo vive, sonríe, sueña, haz, jamás te quedes con las ganas o ánimos de nada, no habrá victoria más perfecta que el haber en la sabiduría de la vida y sobretodo compartirla, ama, libérate.

Que tengas un excelente día,
Iván Hernández.

“FLUIR”

Fluir

            He creído que dejar fluir las cosas es la mejor opción que podamos elegir, tanto así dice la canción “como el río fluye seguramente al mar” tarde que temprano, llegara, aun y aunque en el camino el sol reseque algunas partículas de agua, volverán a renacer desde lo más alto, en uno mismo está el dejar fluir, en uno mismo está el dejarse de hacer preguntar inútiles y poner pretextos, somos grandísimos idiotas para poner una gran cantidad de pretextos, para no iniciar algo, o para culpar a alguien por nuestros defectos o falta de capacidad, si es defeco, hay que aceptarle, si es falta de capacidad nos falta más humildad para aprender y obtener más experiencia.

Dentro de esta travesía, he conocido grandes personajes que me han dejado tanto en tan poco, algunos ya se fueron, otros siguen ahí, como tal cual un mueble que solo está ahí, pero por algo sigue ahí, su ciclo aún no termina, alguna lección importante saldrá o un momento nacerá, creer más allá del minuto que está corriendo siento es un desperdicio de tiempo, el cual siempre simplemente será relativo, mientras menos hagas con tu  vida, más lento correrá, mientras más hagas para ti, más rápido avanzará, regla simple, regla de la relatividad.

Dicen que el destino es, la suma de tus indecisiones, más la suma de tu suerte, multiplicado por tus intentos, más la suma de tus dudas a ese resultado réstale el miedo, ahí obtendrás tu destino. El cual con esta base de elementos básicos de vida tendrás incluso más respuestas que preguntas.

Dejar que las personas sean, dejar de preocuparte por algo que no tiene solución o dejar de preocuparse por algo que tiene solución, eso es dejar fluir, no escuches lo que la gente dice, observa sus acciones, así es como llegas a conocer mejor a las personas, casi todos tenemos esa gracia del habla, pero no todos cuentan con esa habilidad de simplemente “hacer” las cosas, ahí en ese punto donde haces, es donde estas quitando topes a ese fluir de energía, estas abriendo nuevas brechas, nuevos caminos donde nadie dijo que hay que seguir un camino en específico hay que ir creando el nuestro, dejando ser lo que el universo quiere para nosotros.

Excelente día,
Iván Hernández.

“REINICIO”

Reinicio

            Desde el principio de incertidumbre de Heisenberg, la psicomagia de Jodorowsky, los talleres de Anthony de Mello, el espiritualismo de Chopra, el liberalismo de Bhagwan Shri Rashnísh o bien conocido como Osho, la definición de violencia de Hannah Arendt, la relatividad de Einstein, los 4 acuerdos de Miguel Ruiz, la mente de Taub; gente libre en este mundo, de la cual estamos carentes de personas despiertas que muestren interés en ver más allá de su nariz, más allá de lo empírico y lo etéreo a su vez, más allá de la religión o una estructura política, necesitamos más personas que aprecien el bellísimo esplendor de la vida en su mínimo potencial, lo maravilloso del ser, sabes esto lo podemos ver perfectamente de la siguiente forma: no existe en definitiva el tiempo, no existen los sistemas de medición, el sufrimiento no existe, cuando la violencia del amor es pura, se convierte en una energía tan poderosa que todo se vuelve relativo en este espacio de cosmos llamado cuerpo.

Hay una de tantas reglas universales “las personas que solamente aman sin esperar nada a cambio”, al momento de comprender esta regla obtenemos algo muy valioso llamado libertad, el nivel de aceptación, dejar de creer en lo que dice la gente de nosotros en tanto lo malo y lo bueno, es una forma de liberarse.

A que pretendo llegar, cuando el yo, despierta y a consciencia ve que a su alrededor es un simple reflejo de la armonía del interior, es como si salieses de un cuarto oscuro, a un lugar brillante y tan basto que tu mirar no alcanza a ver dónde termina el universo, donde simplemente puedes volar y a placer entonar una armoniosa melodía entre tu alma, el universo y tú consciencia, donde puedes tocar la energía interna de quienes están a tu alrededor y el más claro ejemplo será cuando cualquier persona pueda sentirte tal cual tu eres, que pueda identificarte por completo sin barrera alguna, cuando deja de existir el miedo a que te conozcan por quien eres en realidad, cuando vean que te es muy sencillo adaptarte, verte como un libro abierto, darse cuenta que uno es como tal cual es lo que proyecta, en ese preciso momento tendremos la primer liberación del ser.

Entonces por qué reinicio, no necesitamos nada de nadie, para ser felices y plenos, jamás esperare nada de nadie, no puedo y no debo, la vida me ha enseñado a ya no pedir, a ya no esperar, a ya no intentar lo que quiero, si no saber esperar a lo que realmente necesito, todo lo que sucede a nuestro alrededor es simplemente un reflejo de nosotros mismos, no son las personas a quienes vemos, sino simples reflejos de uno mismo proyectado desde nuestro interior en un universo sin tiempo, en un cosmos basto de sabiduría de uno mismo, cuando deja de preocuparte el que dirán o tu propia imagen, sabrás que has llegado al inicio de la esa liberación.

No existirá más bello amanecer que aquel donde abras los ojos sin estar atado a algo o alguien, en mi vida soy proyección de libertad, seré proyección de felicidad y tal vez de un buen ser, fui recuerdo de tu corazón y tu mente, en este punto de equilibro, llegue a una decisión la cual jamás habrá de haber arrepentimiento, solo felicidad por que jamás estarás solo o sola en esta y las vidas que te restan.

 

Que tengas un excelente día,
Iván.

“PADRE”

Padre

            Más allá de un padre porque jamás lo vi como tal, él siempre fue mi mejor amigo y mi confidente, amigo con el cual casi todos los días platicaba, ahora sé que llegare y no estará para escucharme, no estará para guardar mis secretos, tampoco me dirá que me estoy equivocando o que tan atinados o buenos son mis aciertos, tampoco estará ahí por las mañanas para decirme “Dios te bendiga y échale muchas ganas”, quienes me conocen, saben la importancia que él tuvo en mi vida, pero quienes lo conocieron y se dieron el tiempo de platicar contigo 2 minutos se dieron cuenta de lo sencillo que tú fuiste, uno de los mejores seres que haya pisado este pedazo de materia llamado tierra, quien religiosamente se levantaba todos los días muy temprano para darle de comer a los pajaritos, para saludar a Candy, leer el periódico, hacer su desayuno, rasurarse y ver sus noticias, hombre de mirada serena y bondadosa, lleno de energía aunque a veces el cuerpo no le respondía como él quería, temeroso de la muerte, preocupado por su amada esposa y al pendiente de todos sus hijos, hombre al cual yo defendiera a capa y espada de quien y cuales quiera, a veces los veía tan pequeño, otras veces me abrumaba su presencia de tan grande ser mi viejo santo, el día que partiste, yo te suelte y te libere.

Hombre, amigo, compadre, padre, hijo, abuelo, tío, bisabuelo, vecino, compañero, entrañable en todas las vidas que este ser de luz donde este se presento, desearía ser tan solo la mitad de hombre que tú fuiste, no guíes mis pasos, tampoco tomes mi mano, solo esperare tu bendición, gracias y perdón por todo y por nada.

Con amor para quien extrañare siempre:
Gonzalo mi padre y mejor amigo
1939-2016

“COINCIDENCIA”

Coincidencia

            Podría leer nuestras vidas uniendo causalidades, podría… Pero no lo haré, sabes, es tan hermoso equivocarse, nos hace tan sanos emocionalmente hablando, nos hace tan sensibles a la vez y tan sabios.

Alguna vez soñé con algo mágico, con algo idealizado y fríamente estandarizado que se acoplara a mí, pero conforme van pasando las vidas en mi vida, me doy cuenta que no existe, solo queda la esperanza a que se cruce en mi mirar un par de ojos que sean los mismos que los míos, que sean eso que te diga “existes”, que te haga sentir no algo en específico, simplemente te haga sentir la fuerza del universo.

Coincidir con alguien hoy en día es una odisea incierta del ser, porque nuestro ambiente esta idealizado con una idea socialmente aceptada, todos creen tener respuestas a las preguntas de vida, todos creen que el hecho de ser ya es un estandarte de victoria incuestionable, el cual se nos debe, creemos que por el simple hecho de haber caído un par de veces ya merecemos todo, la coincidencia espiritual, la coincidencia amorosa, la coincidencia universal son un nivel alto de aprendizaje, cuando dos personas coinciden en tanto, no podrán alejarse por más que quieran o más que intenten, podrán llenar esos huecos temporalmente pero siempre habrá algo que no encaja, pero al pensar que no hay más nos adaptamos con lo poco que nos encontramos, estoy en contra de todo ello y no por ello voy contra corriente, simplemente es tangible mi necesidad de búsqueda de la paz interior.

Dentro de la línea de vida que sigo pensando que tiene forma de espiral, las heridas que podemos llegar a provocar son tan profundas en ocasiones que esas heridas provocan dos cosas, una capa más a la cebolla o un aprendizaje, sin importar el dolor o lo grave de la herida, mi aprendizaje más grande se basó en ser uno mismo simple y siempre, a pesar que podrán hacerme pedazos, no importa, valorare más el aprendizaje o adorare la bendición, pero la decisión es jamás quedarme con el arrepentimiento de no haber hecho.

La liberación del espíritu en las coincidencias del destino, es un reflejo de nuestras proyecciones a nivel energía universal, dejar de hacer preguntas y encontrar las respuestas que nos llevan a preguntas que pensamos no existían, esa liberación es el resultado más satisfactorio del humano en su camino por la comprensión a la vida, la disciplina de la Biblia, la dureza del Corán, la sabiduría en los discursos de Buda y podría seguir analizando más textos y todo lleva a un mismo algo: “Amor”.

Las coincidencias son el resultado de nuestra definición de amor; para llegar a amar, hay que amarnos a nosotros mismos, cuando se logra ese amor llegaras a un nivel de aceptación puro, sin pedir, sin exigir, sin ningún fin de solicitud, salvo entregar la vida y el amor al universo, deja de existir el tiempo, espacio, materia, distancia, dimensiones, deja de existir lo absoluto y te vuelves un ser de luz libre.

¿Coincidencia? – No, no existe solo me has hecho un ser libre.

 

Ten un hermoso y maravilloso día,
Iván Hernández.

“DESPERTARES”

Despertares

            Despertar dentro de uno, siempre representara la esencia misma del aprendizaje, siempre será un reconocer de nuestros errores y más allá de ello, el resultado de una lección aprendida, cuanto no aprendí este 2015, aprendí a amarme, a aceptarme, a soltar, a ser totalmente libre, aprendí que cada persona que viene a mi vida o es una bendición o es una lección, que cada suceso por mínimo que parezca es un evento que no debe dejarse de lado, conocí un montón de personas nuevas e interesantes.

Que me enseñaron, de las cuales aprendí arduamente a sobrellevar el peso de la soledad, a comprenderme a mí mismo, a amarme a mí mismo, ser un espíritu totalmente libre, comprendí la mecánica cuántica y el principio de incertidumbre, absolutamente nada es perfecto, quien siga creyéndolo, por favor arranque la hoja y vuelve a reescribirla, es increíble cómo nos ignoramos a nosotros mismos, le tememos a lo que podemos encontrar dentro de nuestro más recóndito ser, que cuando le descubrimos es un ser en extremo maravilloso, yo sigo asombrado de lo que puedo lograr, de lo que puedo ser en mi vida, comprender que el tiempo no existe ni la distancia, no hay obstáculos, no existe nada entre nosotros y el universo.

Somos proyecciones lucidas de nuestra alma, en el grado más alto de un espíritu lleno de amor, comprendí que ese amor, es lo más hermoso si solamente se comparte, “amarse a uno mismo es saber amar a los demás” no a una sola persona, no existe, amas a muchísimas personas pero somos egoístas por naturaleza, desde la infancia queremos todo para nosotros, cuando podemos dar amor basto, que regresara tarde que temprano, ¿Duele? No, no duele, pero creemos que duele, pero eso es parte del alma y el corazón que están creciendo por haber repasado algo que tiene desde el día 1: amar simple y puramente.

Parte de mi ser, volvió a nacer, volví a encontrarme con ese niño interno lleno de energía, lleno de vida, lleno de posibilidades, alcanzas un equilibro increíblemente hermoso entre el cuerpo, mente y espíritu, un equilibrio para quienes buscamos la paz interna, un montón de aventuras y desaventuras viví en tan poco tiempo, un par de caídas muy fuertes, que se volvieron un par de lecciones muy valiosas y a partir de ese momento, una luz aún más brillante apareció, una fuerza sobrenatural apabullante lleno mi cuerpo, una claridad intelectual lleno mi mente y una gran sonrisa lleno mi espíritu, me equivoque pero aprendí, me caí pero me levante.

En el equilibrio la forma de aprendizaje se vuelve natural, simple y sencilla, la forma de ver la energía de las personas se vuelve simple, les sabes con verles a la ojos, los ojos jamás mienten, puedes verles el alma desnuda, puedes ver sus más profundos secretos con un par de segundos, hoy yo soy feliz, por el simple hecho que no espero nada de nadie y no quiero nada de nadie, solo vivo, amo y disfruto el amanecer, admiro cada diminuta cosa en el existir, me maravilla cada minúsculo elemento en esta vida, feliz hoy estoy, mañana más, el tiempo dejo de existir junto con la distancia, y el amor, el amor es la energía más poderosa que existe en todos los universos y sus dimensiones.

Que sigue, cumplir todos los objetivos por que todo es simplemente posible solo bastaba quitarse las ataduras.

 

Amigos feliz año bisiesto y hermoso día,
Iván un ser perfectamente imperfecto lleno de defectos y un mundo de cabeza.

“¿POR QUE NOS ENAMORAMOS?”

Porque nos Enamoramos

            Alguna vez te has preguntado porque nos enamoramos. Dejamos de lado la razón y la lógica; dejando que el globo rojo bombeador de sangre, piloto de los sentimientos, maestro de la esperanza e ilusiones, tome todas las decisiones, casi como si la razón y la lógica entrara a un estado catatónico. Sonara gracioso, pero en verdad la razón deja de funcionar; por eso cuando uno está enamorado puede llegar a un punto mental donde se cree todo se puede alcanzar, porque mejora al 100% nuestro lado positivo de percepción el cual en la mayoría de las ocasiones la lógica bloquea, no porque sea malo si no que mantiene cierto grado de realismo en las cosas por experiencias anteriores o grados de complejidad te mantiene en estado de alerta.

Nos enamoramos porque, simplemente somos quienes queremos ser con esa persona, cuantas veces en mi vida he escuchado la frase, “eres el hombre soñado, eres el tipo de hombre al cual quiero a mi lado” cuando una mujer dice eso, enamora aún mucho más, simplemente somos el hombre “mejorado” con ese ser encantador, somos quienes en verdad somos, quienes en verdad nos gusta y adoramos ser, hay una frase que a mí me gusta mucho en lo personal, dice: “Cuando alguien te hace la persona más feliz y la persona más triste al mismo tiempo, ahí es cuando es real, ahí es cuando todo vale la pena.” En ese punto de una relación, sí es que existe, nos encontramos totalmente indefensos, dejamos sin barreras el corazón a disposición de ese ser maravilloso, puede entrar y salir a placer, donde regularmente nosotros como hombres, tenemos dos opciones, “quedarnos o huir” recordando que siempre huir provoca regresar (sabia frase de una amiga) quedarnos es paciencia, aunque dentro de esta paciencia un consejo debo de dar, el amor es eterno pero sobretodo amar es dar todo sin esperar nada a cambio, si nos quedamos es porque no esperaremos jamás nada de ese ser, estamos dispuestos a sacrificarnos nosotros mismo por amor propio, puede sonar demasiado romántico, pero amigos el amor es simple y puro, es o no es, así de fácil, el amor que provoca esa persona no existe, es un reflejo de lo que nosotros somos.

Hoy en día la palabra de moda entre las mujeres es “tengo miedo” algo que aprendí recientemente es: aceptar nuestros estados anímicos, aceptar que nos sentimos tristes, nos sentimos depresivos o que simplemente tenemos unas ganas de llorar, cuando asociamos estos estados anímicos como algo NO negativo, nos estamos aceptando a nosotros mismos y créanme “mágicamente” nuestro cerebro dejara de relacionarlo con una “experiencia negativa” y empezaremos a sanar heridas emocionales a causa de un mal noviazgo o una decepción amorosa, lo empezaremos a ver como aprendizaje, la frase que a veces decía yo, “Nosotros no cambiamos, mejoramos” llegue a una conclusión esa frase está equivocada, la frase correcta es; “nosotros no cambiamos ni mejoramos, aprendemos” cuando aprendemos, aceptamos, cuando aceptamos nos liberamos y la libertad significa amor. Cuando nos quitamos esas vendas o máscaras, realmente nos encontramos a nosotros mismos, nos encontramos con ese ser divino y maravilloso, hoy te comparto, que soy dichoso por amar, por no esperar nada de ese ser, por ser yo mismo a quien se ama, porque por fin encontré la razón por la cual no comprendía al cien por ciento la vida, yo soy un ser lleno de vida y alegría, soy un ser que ama, porque me acepto todo como soy, sin defectos, sin errores solo estamos aprendiendo, estamos viviendo libres de toda venda y atadura.

Este crecimiento o iluminación como gusten llamarlo, es de lo más grandioso que me ha pasado este año, encontrarme a mí mismo, haber encontrado la respuesta de los “porque” que jamás nadie me contestaba, “A veces perder es ganar y no encontrar lo que se busca es encontrarse” – Frase de Alejandro Jodorowsky, tan simple que es la vida y sus maravillas, tan simple disfrutar el camino aprendiendo de nosotros mismos a un grado inimaginable tan libres, tan felices, tan amorosos, sonriamos a la vida, sonriamos al de al lado, que tanto amor hace falta en este mundo.

Dejo esta frase de un extracto de una canción que me recuerda a alguien especial por el simple hecho de yo creer en ella, a ti que me has hecho abrir los ojos internos a un grado altísimo, a ti que solo te amo sin esperar nada tuyo, vamos a disfrutar el camino y que las cosas sólitas fluyan, a ti gracias por todo y gracias por nada.

“Creo en la vida, en la noche, en tu alma y no creo en todo lo demás.
Creo en tu estrella, en aquella que busco en mi sueño mejor para poder luchar.”

Que tengan un hermoso día,
Iván Hernández.

“LECCIONES”

Lecciones

            Se dice que en la vida se aprende mejor a golpes y caídas, sí, si se aprende mejor, pero sobretodo se asimila y se evitan esos mismos errores a futuro, me pasa cómo voy comprendiendo la vida conforme va pasando el tiempo, es válido cometer errores, está bien equivocarse es parte de nuestra naturaleza “prueba y error”, para de ahí tener un mejor desempeño mental y emocional, más lo que es no válido es cometerlos dos veces, hoy por hoy agradezco tantos errores, tantas caídas porque estoy justo donde quiero estar, justo donde me está gustando estar, donde estoy luchando día a día.

Más allá de lo mencionado, más allá de lo visible, hay una parte de la cual nos olvidamos y es la mejora de la comunicación con quien tú gustes, quieras y mandes, es pulir día a día esa libertad de decir lo que pensamos y expresar libremente nuestra opinión que sabremos que no serán palabras en vano y que serán valoradas, aunque el saber escuchar cuando existe un sentimiento de por medio es complicado mas no imposible, valorar esa característica hoy en día es muy importante porque ha dejado de tener importancia en muchas personas o simplemente complicado aplicarla, si escuchamos y guardamos silencio en el cien por cierto de las ocasiones encontraremos la respuesta a lo que nos “recomiendan” dentro de las mismas palabras, la sinceridad viene siempre de la mano con un comentario siempre constructivo y una solución aunque este último entre líneas, para las cuales hay que abrir completamente nuestros sentidos, el secreto es guardar silencio, porque nuestro mecanismo de defensa es natural e instintivo, reaccionamos inmediatamente, si esa parte la aprendiésemos a manejar créanme sería un mundo totalmente distinto al cual conocemos.

Pero como controlar ese mecanismo de defensa automático listo para activarse en casos así, si es instintivo y natural o si hay sentimientos de por medio, he estado practicando la lección de los tres monos sabios dentro de la meditación, primero hay que observar, después escuchar y por ultimo decidir, ahora va la paradoja de este punto: “Para observar no necesitamos escuchar, para escuchar no necesitamos ver y para decidir no necesitamos hablar.” Como es esto posible, repetidamente siempre diré que a base de paciencia, siempre la respuesta correcta es la primera que se te viene a la mente durante un examen, el cerebro tiene una capacidad increíble de comprensión, una capacidad increíble de asimilar las situaciones de manera inconsciente y que es proyectada en nuestro ser dándonos “cierta seguridad” solo hay que dejarlo un poco más libre, confiar en este, pero como liberas esta parte, dejando fluir las situaciones, sin embargo no por ello signifique ser de los que se dejan ir con la corriente, si no, más bien guiarnos con la corriente y tomar decisiones de la manera más asertiva, estoy en total acuerdo de dejar fluir las cosas, pero no estoy de acuerdo con dejar las cosas al aire, la asertividad junto con dejar fluir las cosas, nos hará llegar a un resultado, poner mucha atención a los más pequeños detalles que son los más importantes, que son los que nos van dictando como se verá el día de mañana.

Ahora como dejas fluir las cosas si volvemos al punto de partida, aquí la paradoja se vuelve un poco más compleja, recuerdan que alguna vez les dije que la vida es una espiral, aquí en esta lección una de las complicadas es una espiral muy engañosa que aparentemente crees aprendida pero no, vuelves a comenzar si no ponemos atención a esos detalles, si ya sabemos observar, sabemos escuchar, sabemos decidir y sabemos ser asertivos en nuestro paso con la corriente, ahora tocara dejar ir todo, soltar y a tener desapego a la persona con quien quieres estar, para que exista una real conexión, en castellano darle su espacio y tiempo de decisión, pero como lograr una conexión libre, sin apego y dejándola en libertad, haz escuchado el dicho “cuando te toca aunque te quites y cuando no te toca aun que te pongas.” El destino es, sin más ni menos, lo que será pasara, lo que debe será y lo que no, algo aprenderemos de ahí, si caemos teníamos que caer, para seguir aprendiendo las lecciones de vida, no podemos asegurar no equivocarnos más, no podemos seguir viviendo con miedo a ser heridos o caer, ya sabemos cómo levantarnos, el miedo lo único que nos puede llegar a traer es arrepentimiento y soledad, tantas cosas que en este momento has de estar pensando o que te estoy recordando “si hubiera…” “si tan solo hubiese tenido más valor”, “si …” pero no, no existe, espero que ya hayas aprendido un poquito más de mis creencias, vive la vida sin miedo a caer, a equivocarte, a llorar, a que te rompan el corazón, sé un ser libre que da amor, que tarde que temprano el destino llegara en el tiempo perfecto de la vida, yo no mentiré y diré que mi vida es perfecta, porque no lo es, tengo muchos defectos y tengo un mundo de cabeza, pero estoy de pie y estoy en paz conmigo mismo.

Te confieso algo… No tengo miedo a nada, solo estoy viviendo, amando libremente, disfrutando el paisaje de este camino, si ha de pasar, sucederá y si no… Pues no… Solo sonriamos a la vida que el universo nos recompensara con el triple de lo que proyectemos.

Excelente día,
Iván Hernández.